Fundación Beato Egidio de Asís: Fraternidad misionera para Europa

Quienes somos hoy
Actualmente (después de la partida de Fr. Ariel Amato, que fue llamado a desempeñar el servicio de Definidor provincial en Argentina), la fraternidad de Palestrina (Roma, Italia) está compuesta por cinco hermanos italianos, cuatro de los cuales están incardinados a la Fundación (Jacopo Pozzerle, Paul Iorio, Arturo Milici, Maurizio Pagliari) y uno con la obediencia anual de su Provincial (Joseph Frasca, de la Provincia Romana). Desde este verano, después de un largo proceso de discernimiento, nació otra casa de nuestra fraternidad en Croacia (Pazin, Istria), de la cual forman parte tres hermanos croatas (Drago Vujević, Marinko Klaic, Josip Vlasic).

Como peregrinos y extranjeros en este mundo, sirviendo al Señor en pobreza y humildad
En Palestrina, además de una pastoral ordinaria, la evangelización hoy se vive también en una inserción e algunos de nosotros en el mundo del trabajo: en particular uno de nosotros trabaja como consejero en el Centro de Orientación Familiar de la Diócesis y otro de nosotros está estudiando para ser fisioterapeuta.

En el ámbito europeo este verano vivimos una experiencia de itinerancia en Francia, siguiendo los pasos de María Magdalena en las regiones de la Camargue y Provenza, visitando también la fraternidad OFM de Marsella. En esta experiencia participamos diez frailes y evaluando lo realizado encontramos que fue muy enriquecedora tanto en el plano fraterno como en el plano de la evangelización.

Tuvimos significativos encuentros con las persona, por ejemplo en Marsella, en donde algunos jóvenes musulmanes de origen magrebí nos donaron una cena, que además fue ocasión para entablar un “dialogo en la calle” sobre la fe; también tuvimos momentos de “oraciones en la calle” con la gente, inmediatamente después de los trágicos sucesos de Niza.

Alegres cuando conviven con gente baja y despreciada, con los pobres y débiles
Instados por las invitaciones constantes del Papa Francisco a acoger a los pobres, los frailes de la Fraternidad de Palestrina, hemos puesto nuestra hospedería a disposición de personas en dificultad. En un primer momento recibimos prófugos (estuvo con nosotros una familia joven de sirianos durante 7 meses), actualmente recibimos personas que no son autosuficientes económicamente; todos los días se comparte con ellos el almuerzo (comida) y es también una oportunidad para convivir y conocernos mejor.

Y la vida continúa …