Beato Vincenzo Romano, sacerdote diocesano y párroco

El 6 de marzo de 2018, el Santo Padre Francisco ha recibido en Audiencia a Su Eminencia Rev.ma el Card. Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos. Durante la Audiencia, el Sumo Pontífice ha autorizado a la misma Congregación de promulgar el Decreto con respecto al milagro atribuido a la intercesión del Beato Vincenzo Romano, sacerdote diocesano y párroco de Santa Croce en Torre del Greco, nacido en Torre del Greco (Nápoles) el 3 de junio de 1751 y donde murió el 20 de diciembre de 1831.

El Beato Vicenzo Romano pasó toda su vida sacerdotal en Torre del Greco (Nápoles), ciudad en la cual nació en 1751. Por más de 30 años fue párroco de la parroquia de Santa Croce, cuyo templo reconstruyó de los escombros después de la desastrosa erupción del Vesubio en 1794. Como buen pastor, guió la comunidad que se le confió confirmándola en la fe y vivificándola con la caridad. Cuidó de los pobres y los enfermos y, se interesó activamente de la realidad social de su tiempo, sobre todo a las necesidades de la gente del mar. Rodeado de gran fama de santidad murió en 1831. Fue beatificado en 1963. Su Causa de canonización fue confiada al Rev. P. Luca De Rosa, OFM, postulador general, en 1998.