Navidad en Sudán del Sur

Luego del nacimiento del Sudán del Sur, desprendido del más grande país africano, Sudán, la Orden de los Hermanos menores ha querido abrir una nueva presencia en esa región: Así, ya por casi dos años, los tres Hermanos, Jesús Aguirre, Mario De Battista y Masseo Golha, viven en Juba, capital de Sudán del Sur. Su vida y misión es simple y a la vez, muy demandante: viven como menores la vida de oración y de fraternidad, y se empeñan en el cuidado pastoral de muchos fieles diseminados en torno a la capital del recién nacido país.

El Arzobispo de Juba, Mons. Paulino Lukudu Loro, M.C.C.J., les ha encomendado la Parroquia de la Santísima Trinidad, en un barrio de la periferia de la ciudad, con unas diez capellanías, ubicadas hasta a unos 75 kilómetros de la iglesia parroquial. La gente es muy pobre y lleva encima las penas de las guerrillas internas, tribales, que la han hecho la vida realmente miserable y sujeta al terror continuo de las balaceras y los atropellos.

Los tres hermanos han tenido la alegría, en esta Navidad de 20154, de recibir a Fr. Nikodemo Kibuzehose, Definido general, y a Fr. Massimo Tedoldi, Secretario general para las misiones y la Evangelización, que han querido llevar de Roma el afecto del Ministro general y de toda la Orden y el aprecio por su valeroso testimonio. Los dos hermanos de la Curia en Roma, han anticipado la llegada de dos nuevos misioneros para el Sudán del Sur: son Fr. Federico Gandolfi, de la Provincia de Roma y Fr. Marco Freddi, de la provincia de Asís, que llegarán a mediados de enero de 2015.

Los días navideños se han vivido en el calor de la fraternidad y en el servicio a los hermanos que viven en la periferia, en la estepa desértica que caracteriza la región. Aquí, al lado de las humildes cabañas de paja, en las alegres celebraciones de tantos pobres, Jesús ha nacido, reconociendo en ellas el establo de Belén.