Condolencias de la Orden por el fallecimiento del cardenal Carlos Amigo Vallejo

Esta mañana, a los 87 años de edad, falleció el Cardenal Carlos Amigo Vallejo, OFM, obispo emérito de Sevilla, España, y Tánger, Marruecos; ex-Provincial de la Provincia Franciscana de Santiago. El Cardenal murió en el Hospital Universitario de Guadalajara, a causa de una insuficiencia cardíaca provocada por las complicaciones derivadas de una fractura de cadera y la posterior inundación del pulmón, por la que tuvo que ser operado hace unos días.

 

El arzobispo de Sevilla, Monseñor José Ángel Saiz, que estuvo con el cardenal, desde muy temprano anunció la triste noticia: “Don Carlos Amigo terminó su peregrinación en la tierra. Que descanse en paz el fiel servidor que entregó su vida a Dios y a sus hermanos. Que Nuestra Señora de los Reyes y San Francisco te reciban. Gracias por tu palabra y tu ejemplo”.

Fr. Massimo Fusarelli, Ministro General de la Orden de los Hermanos Menores, también expresó sus condolencias recordando su vida entregada a la provincia de Santiago como Ministro Provincial, como Arzobispo de Tánger en Marruecos y durante muchos años como Arzobispo Metropolitano de Sevilla: “Supo conjuntar su preparación, sabiduría y caballerosidad con humildad y espíritu fraterno”.

El funeral del cardenal Carlos Amigo Vallejo tendrá lugar el próximo sábado 30 de abril por la mañana en la Catedral de Sevilla, su cuerpo será inhumado en la capilla de San Pablo, situada a un costado de la Virgen de los Reyes.

 

El Cardenal Carlos Amigo Vallejo nació en Medina de Rioseco, Valladolid, el 23 de agosto de 1934. Inicio la carrera de medicina, sin embargo, abandonó sus estudios para ingresar como novicio de la Orden de los Hermanos Menores en la Provincia Franciscana de Santiago. Tras su profesión solemne el 10 de septiembre de 1957, fue ordenado sacerdote el 17 de julio de 1960. En 1970 fue elegido Ministro Provincial de la Provincia Franciscana de Santiago y tres años después (el 17 de diciembre de 1973) Arzobispo de Tánger (Marruecos) recibiendo la ordenación episcopal el 28 de abril del año siguiente. Como arzobispo de Tánger, trabajó en el diálogo interreligioso y el ecumenismo, participando en muchos encuentros.

 

El 22 de mayo de 1982 fue nombrado arzobispo de Sevilla, ministerio al cual se dedicó durante veintisiete años, hasta el 5 de noviembre de 2009 cuando el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia por límite de edad.

A lo largo de su ministerio asumió otros cargos importantes: miembro de la Comisión Pontificia para América Latina, Presidente de la Comisión Episcopal de Superiores del Episcopado Español, Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias.

En el 2003 fue nombrado Cardenal de la Santa Iglesia Romana, con el título de Santa Maria in Monserrato degli Spagnoli. Siendo cardenal elector participó en el cónclave de abril del 2005 que eligió al Papa Benedicto XVI y en el cónclave de marzo del 2013 que eligió al Papa Francisco.