Crónicas del V Capítulo UnderTen: llegadas y el primer día

Domingo 7 de julio

Hoy han llegado los frailes de varias partes del mundo. Los delegados, en un clima de alegría y acogida fraterna, comenzaron a familiarizarse con Taizè. A las 10 am nos unimos a los miles de jóvenes presentes para celebrar juntos la misa dominical. Luego se dedicó el día a encuentros informales entre los frailes, caminatas por los hermosos bosques del lugar que nos acoge y momentos de oración personal. Con el amor agradecido al Señor, por los muchos hermanos que nos hemos encontrado hoy, nos preparamos para el día de mañana en el que abriremos oficialmente el V Capítulo UnderTen «Frailes en diálogo».

Lunes 8 de julio

El primer día de nuestro Capítulo UnderTen inició con la santa Misa, presidida por nuestro Ministro General Michael, que, tomando la primera lectura, nos invitó a cultivar nuestros sueños que se unen con el cielo, como Jacob. Después de la Misa, nos reunimos con la comunidad de Taizé para hacer oración junto con más de 2,000 jóvenes presentes en esta semana. La oración, «al estilo de Taizé», unió nuestras voces en un gran coro que nos hizo experimentar el respiro de la Iglesia unida.

En la mañana nos unimos con otras personas, presentes en esta semana, para escuchar la reflexión bíblica presentada por el hermano John, monje de la comunidad; que será la dinámica de todos los días, compartiendo juntos la propuesta de todos los participantes. El tema de este año es la hospitalidad; que se conecta muy bien con el tema de nuestro capítulo, que es el diálogo. Nos fue entregado el texto bíblico que trata sobre la acogida de los tres misteriosos huéspedes de Abraham.

Después de la reflexión personal de la mañana, la oración y la comida nos reunimos a las 15:00 horas para la celebración de la apertura de nuestro capítulo. Partiendo delante del arco de las campanas, comenzamos una larga procesión hasta llegar a la iglesia invocando al Espíritu Santo. En la iglesia se continuó la oración escuchando las palabras de Francisco: «Comencemos, hermanos, a servir al Señor, porque hasta ahora poco o nada hemos hecho». Fr. Alois, prior de la Comunidad de Taizé, nos dió una calurosa bienvenida, recordando la antigua amistad que une a los frailes Menores a Taizé, qua ya son más de cuarenta años. Después, Fr. Michel Laloux, Ministro Provincial de Francia-Belga, nos dió una fraterna bienvenida. Finalmente, Fr. Michael, nuestro Ministro General, nos exhortó a abrirnos durante estos días a la acción del Espíritu Santo, que es el verdadero Ministro General de la Orden para profundizar lo que significa seguir a Jesús. Nos recordó el tema del diálogo, ligado al centenario del encuentro de San Francisco con el Sultán. Nos recordó también las preguntas que tal vez muchos se hacen -por qué a Taizé, por qué estas condiciones sobrias, por qué estar junto a más de 2,000 personas- y como respuesta nos sugirió confiar la respuesta a la acción del Espíritu Santo. Concluyó, citando la admonición 27 de san Francisco, invitándonos a cultivar la virtud; que es la característica de nuestra vocación. Nuestra oración concluyó con una alabanza alegre al Señor y renovando juntos nuestra profesión religiosa, que es el pacto de nuestra unión con Dios y con los hermanos.

Después de un tiempo libre, dedicado a encuentros libres y espontáneos entre los hermanos, el día concluyó con la cena, que como en los otros alimentos, hay que hacer fila junto con todos los jóvenes (que se debe esperar un poco para darle de comer a más de 2,000 jóvenes hambrientos) y que nos invitan a compartir los alimentos con los hermanos de cada continente.

Nuestro primer día concluyó bendiciendo al Señor con la conmovedora oración de la tarde y con un canto de fe y esperanza en Aquel que nos ama. «Y fue tarde y mañana… primer día».

http://www.undertenofm.org/2019/es/