CTC No. 59 (06.2022)

Presentamos este número 59 de Comunión y comunicación cuando el tiempo de la Pascua llega a su plenitud. Desde el día de Pentecostés, los discípulos de Jesús, que se habían dispersado a su muerte, comenzaron a aprender a caminar juntos, guiados por el Espíritu Santo que es el Señor de la comunión.

Los siguientes textos son relatos de experiencias federal, comunitario, personal, donde se puede encontrar una clave de lectura común en el dinamismo del camino compartido.

Nosotras, las hermanas Clarisas, que vivimos la respuesta al amor del Padre en el contexto del monasterio, sigamos al Hijo de Dios que se convirtió en Camino para nosotros: Fr. Fabio nos lo recuerda en su reflexión sobre Clara, mujer sinodal. En Clara, la metáfora del camino y también de la carrera es frecuente, como sabemos: una paradoja solo aparente y sumamente fructífera.

Caminamos juntos con tanta gente. Desde los cuatro rincones del mundo, las hermanas nos presentan en estas páginas algunos de sus compañeros de viaje: son las mismas hermanas ‒ del monasterio, de la federación, de los monasterios que van a revitalizar ‒ es la Iglesia local donde se insertan los monasterios, o bien son mujeres pertenecientes a otras iglesias y comunidades locales, o la gente de los lugares donde echar raíces con nuevas fundaciones.

Es también nuestro compañero de Camino, que lo recorrió antes que nosotros. Las Hermanas de Camerino nos cuentan el encuentro especial que están viviendo con Camilla Battista de Varano, cuyo cuerpo ha sido confiado a su cuidado.

De nuevo, son compañeros de viaje que, más o menos conscientemente, nos orientaron en el camino, ayudándonos a comprender que el de las Hermanas Pobres era el camino para nosotros: desde Mbarara (Uganda), recibimos un testimonio en ese sentido.

Entonces, sigamos caminando juntos, con la ayuda también de ¡las páginas del cTc!

¡Buena lectura!

Español– English – Français – Italiano

Las hermanas de la redacción