De la celebración del CPO hacia el Documento Final.

Carta del Ministro general y el Definitorio a todos los Hermanos:

De la celebración del CPO hacia el Documento Final

 

DOWNLOAD PDF:

EnglishEspañolItaliano

 

Queridos hermanos:

¡El Señor les dé la paz!

El Consejo Plenario de la Orden 2018, celebrado del 12 al 28 de junio en Nairobi, Kenia, ha sido un espacio de gracia en el cual el Espírituha hablado al corazón de los participantes y nos ha llamado a retornar al amor primero (cf. Ap 2,4), es decir, a renovar y revitalizar nuestra vida en un mundo que cambia continuamente. Hemos tenido muy presentes las indicaciones del art. 194 de nuestras Constituciones Generales sobre las competencias del Consejo Plenario, así como el lema, “El que tenga oídos, oiga lo que el Espíritu dice … a los Hermanos Menores hoy” (Ap2,29).

En la primera etapa de nuestro encuentro, hemos realizado una escucha activa tanto de los Informes enviados por cada una de las diversas Conferencias como del aporte de dos expertos externos.

En un segundo momento, con la intención de acoger siempre mejor la voz de Dios, los Consejeros nos propusimos llevar lo escuchado al interno de un proceso de discernimiento, hecho de oración y de diálogo, durante el cual fueron manifestándose constantes, valores claves de nuestra vida, prioridades, retos impostergables, oportunidades de reafirmar nuestra identidad y de vivir plenamente nuestra fe.

Finalmente, de esta dinámica de escucha y discernimiento surgieron elementos para una síntesis final, entre los que se incluyen propuestas para la vida y misión de la Orden, las cuales no sólo son signos de la esperanza que nos guía en medio de tantos retos que afrontamos, sino también respuestas concretas al Espíritu que nos impulsa a salir hacia las periferias, hacia los lugares donde la gente más lo necesita.

Toda esta experiencia vivida durante el CPO, en particular los temas surgidos: a) Fraternidad Contemplativa en Misión; b) los Jóvenes; c) un Mundo que cambia rápidamente; d) la Evangelización en el espíritu de la Encíclica Laudato Si’; e) los Migrantes y Refugiados; f) Instrumentos de paz frente a la violencia contemporánea; g) Vida religiosa y la visión del Papa Francisco; todo será tomado en consideración por el Definitorio general para la elaboración del Documento final que será publicado en los próximos meses.

Al final del Consejo Plenario comunicamos que, de parte del Definitorio general, el trabajo de revisión de todos los informes de las Conferencias, así como de todo el material surgido durante nuestro encuentro, abundante y precioso, lo realizaríamos inmediatamente después de nuestro regreso a Roma. Dicho trabajo ya lo hemos hecho, y pensamos que el material reunido sea de tal riqueza que, además del Documento final, pondremos a disposición de todos los hermanos una síntesis de los temas más importantes manifestados en el trabajo de los grupos y de la entera asamblea en las tres etapas del proceso.

Con la ayuda de expertos en teología y en el pensamiento franciscano, antes de que concluya el año, les presentaremos el Documento final, que contendrá también una serie de directrices para el trienio 2019-2021 y, por tanto, podrá servir como un subsidio de animación para las Entidades y, seguramente, nos guiará en el camino de preparación al Capítulo general 2021.

Recordamos a todos los hermanos participantes en el CPO la petición que, en su mensaje final, nos ha hecho el Ministro general a ser embajadores de la experiencia y de los frutos del CPO al interno de las Conferencias: con el Presidente, con los Ministros, Custodios y Presidentes de Fundaciones. Háganlo en la reunión de su Conferencia o, si ésta no está prevista en un futuro inmediato, a través de una declaración escrita en la que presenten su experiencia en el Consejo,el proceso y la metodología empleada, los ‘resultados’ del trabajo del World Café, y la síntesis final presentada en la asamblea. De esta manera, a su vez los Ministros, Custodios y Presidentes de Fundaciones, en colaboración con los Consejeros, han de implementar los medios necesarios para que toda esta riqueza llegue a cada uno de los hermanos, y se promueva un diálogo sostenido a todos los niveles de la Orden.

Estimados hermanos, mientras los invitamos de corazón a dejarse involucrar por este momento de gracia que como Orden el Señor nos ha concedido, les recordamos que no podemos simplemente pretender seguir haciendo lo mismo que hacemos, como si los odres viejos fueran capaces de contener el vino nuevo (cf. Mt 9,17). Abrámonos con esperanza y valentía a la novedad del Espíritu que nos llama a vivir con renovado entusiasmo y creatividad nuestra vocación, para poder ofrecer el vino del Evangelio a los hermanos y hermanas de nuestro tiempo.

¡María Inmaculada, la Esposa del Espíritu Santo, la Virgen hecha Iglesia y Mensajera del Evangelio, nos acompañe siempre con su maternal intercesión!

 

Fraternalmente,

Fr. Michael A. Perry, ofm
Ministro general

Fr. Julio C. Bunader, ofm
Vicario general

Fr. Jürgen Neitzert, ofm (Def. Gen.)
Fr. Caoimhín Ó Laoide, ofm (Def. Gen.)
Fr. Ignacio Ceja Jiménez, ofm (Def. Gen.)
Fr. Nicodème Kibuzehose, ofm (Def. Gen.)
Fr. Lino Gregorio Redoblado, ofm (Def. Gen.)
Fr. Ivan Sesar, ofm (Def. Gen.)
Fr. Valmir Ramos, ofm (Def. Gen.)
Fr. Antonio Scabio, ofm (Def. Gen.)
Fr. Giovanni Rinaldi, ofm (Sec. Gen.)

Roma, 02 de agosto de 2018
Fiesta de Santa María de los Ángeles