El futuro de los frailes menores en Cuba

 

Antes de la revolución en Cuba había 104 frailes distribuidos en 17 fraternidades presentes en varias regiones de la isla. Actualmente solo hay seis, cuatro de ellos provienen de otros países (México, Estado Unidos, Guatemala e Irlanda) y dos cubanos, de los cuales uno hizo su profesión solemne en el 2020 y fue ordenado diacono a finales de enero 2021, el otro, de 80 años, ya siendo sacerdote regresó a Cuba en 1960, poco después de que los revolucionarios asumieran el poder. También hay tres frailes cubanos de votos temporales que estudian en República Dominicana, igualmente hay varios jóvenes interesados en la forma de vida franciscana. Los frailes viven en dos fraternidades localizadas La Habana, capital del país.

La presencia franciscana en Cuba es una delegación semiautónoma de la Provincia de Aránzazu (España) desde junio del 2020 y forma parte de la Custodia de Nuestra Señora de la Esperanza (junto con otros dos países: Republica Dominicana y Puerto Rico)

Cuba no es el más fácil de los lugares de misión, lo demuestra la experiencia de numerosas congregaciones que han tenido dificultades para encontrar candidatos idóneos, dispuestos a venir y quedarse por un período de tiempo razonable. Sin embargo, siempre hay esperanza de que frailes de diferentes entidades se sientan llamados al desafío de esta misión. Por ahora, nuestra misión es de presencia y acompañamiento a la gente (muchos de los cuales han sufrido décadas de intolerancia religiosa y cuya confianza hay que recuperar). Además de la pastoral parroquial, queremos conocer las necesidades de la iglesia local para ofrecer misiones populares en las diferentes partes del país.  Un sueño particular es abrir otra presencia fuera de La Habana y, probablemente, recuperar una presencia históricamente significativa que todavía pertenece a la Orden, donde los frailes a lo largo de los siglos partían en misiones por todo el país.

El futuro de la presencia franciscana OFM en Cuba dependerá principalmente del crecimiento de las vocaciones locales, pero también habrá un impulso continuo para promover a Cuba como destino misionero. Se invita a todos los que lean este artículo a considerar la posibilidad de venir a Cuba.  Los interesados pueden solicitar el documento de orientación destinado a ayudar a los frailes a discernir esta vocación particular enviando un correo electrónico a Fr. Francisco Gearóid Ó Conaire, gfoconaireofm@gmail.com el texto está disponible en inglés, español e italiano.