El Ministro General celebra el centenario de la afiliación a la Orden de los Hermanos Menores de las Hermanas Franciscanas Mínimas

El sábado 11 de diciembre del 2021, Caiano, provincia de Prato (Italia), el Ministro general, Fray Massimo Fusarelli, presidió la Santa Misa con motivo del centenario de la afiliación de las Hermanas Franciscanas Mínimas del Sagrado Corazón a la Orden de los Hermanos Menores.

Al comienzo de la celebración, Fray Livio Crisci, Provincial de la Provincia Toscana de San Francisco Estigmatizado, leyó el Decreto de 1921, redactado por Fray Serafino Cimino, el entonces Ministro General, que concedía a las Mínimas la afiliación a la Orden.

Durante la homilía, Fray Massimo explicó el significado de esta afiliación que “por una parte representa la garantía de que el carisma de las Hermanas Mínimas está sólidamente enraizado en la viva tradición carismática franciscana”, añadiendo que “por otra parte esta afiliación permite al Instituto, desde hace 100 años, gozar en la comunión de los Santos de los frutos espirituales que recibe la Orden Franciscana: la oración por los vivos y los muertos, la intercesión para que el bien crezca y se desarrolle, la alegría de la santidad que pedimos los unos por los otros”. Al concluir su homilía deseó a las hermanas que crecieran simplemente en su amor al Señor Jesús.

Presente en Italia, Egipto, Israel, Brasil y Sri Lanka, el Instituto de las Hermanas Franciscanas Mínimas del Sagrado Corazón fue fundado el 15 de diciembre de 1902 por la Beata María Margherita Caiani, y la celebración conmemoró también el centenario de su muerte.