El Ministro General en el Festival Internacional juvenil en Medjugorje

Fr. Massimo Fusarelli OFM, Ministro General, participo el 2 y 3 agosto 2022 en el 33°Festival Internacional de jóvenes en Medjugorje, invitado por el visitador apostólico Mons. Aldo Cavalli. “Estuve en Medjugorje los días 2 y 3 de agosto pasados. Tuve la oportunidad de orar con los peregrinos, escuchar los testimonios de vida de tantos jóvenes y hee respirado una atmosfera de recogimiento y de fiesta”: son las palabras de Fr Massimo Fusarelli, que celebró la Santa Misa el de 2 agosto, el mismo día del Perdon de Asís (aqui el texto integral de su homilia), al siguiente día predicó una catequesis – traducida en 18 lenguas – inspirandose desde el pasaje del Evangelio en Mateo 11, 28-30 (texto integral de la catequesis). Según los organizadores asistieron al festival más de 50mil personas, en la cual pudo obeservarse un amplia asistencia de Jóvenes provenientes da casi todos los paises del mundo.

“Me ha impresionado esta amplia participación, en recogimiento y concentrada. Esta atención me ha sorpreendido, ha sido algo inesperado y bello. La Eucaristia fue un momento particular, por el sentido del perdon y de la paz, temas que tienen un contenido tipicamente Franciscano que aqui (Medjugorje) vive muy fuerte. La catequesis ha sido un momento de gran disponibilidad La catechesi è stato un momento di grande disponibilità y dirigido a la escucha y al crecimiento. Las confesiones fueron un elemento muy importante en mi viaje y ver a los jóvenes que de cada rincon del mundo, vivir ese momento en un gran silencio y atención, me ha tocado positivamente, y sera algo que llevo conmigo”, de esta manera Fr Massimo ha concluido sus impresiones sobre su presencia en el santuario mariano.

El Santo Padre, por su parte, envió un mensaje a los jóvenes que asistieron al evento: “Porque el verdadero remedio para las heridas de la humanidad es un estilo de vida basado en el amor fraterno, que tiene su raíz en el amor de Dios.

Caminando junto con Él e imitándolo, aprenderéis de Él. Él es un Maestro que no impone a los demás una carga que él mismo no lleva. Se dirige a los humildes, a los pequeños y pobres porque Él mismo se ha hecho pobre y humilde. Y para aprender, antes que nada, es necesario ser humildes y reconocer la propia ignorancia y soberbia que nos hacen pensar que podemos hacerlo todo nosotros solos y con nuestras propias fuerzas. Es necesario tener el oído abierto a las palabras del Maestro. Así se aprende su corazón, su amor, su forma de pensar, de ver y de actuar. Es necesaria la valentía de estar cerca de Él e imitarlo”.

 

Francesco Stefanini

(Photo Credit:  Informativni Centar Mir Međugorje)