El Ministro General visita Montenegro y Albania

En estos últimos días, el Ministro General, Fr. Massimo Fusarelli, visitó las fraternidades de Montenegro y Albania, siguiendo un intenso programa de encuentros, escucha y cercanía con la comunidad local.

Fr. Massimo llegó a Montenegro el 2 de mayo, donde fue recibido por el Delegado del Ministro General para Albania, Fr. Ivan Sesar y por el Custodio Fr. Pashko Gojçaj.

La primera etapa fue en el Centro Espiritual Católico de Sukruq. La visita continuó en las instalaciones iglesia de San Francisco, el asilo y las salas de reuniones. El ministro se reunió con la comunidad local y con el Arzobispo de Bar, monseñor Rrok Gjonlleshaj.

El segundo día el Ministro General visitó el santuario de San Antonio en Laç (Albania), donde presidió la Santa Misa a las 11:00 horas. “Visita a los frailes de la Custodia de Albania. Ayer en Montenegro y hoy en Laç, el santuario de San Antonio: un lugar de encuentro con Dios para todos los albaneses”, palabras de  Fr. Massimo con motivo de este especial viaje.

Al día siguiente, el Ministro se detuvo en varios lugares entorno a Shkodër . Fr. Massimo visitó a las hermanas Clarisas de la Segunda Orden Franciscana (las únicas Clarisas que hay en Albania). Después de saludar a las hermanas, visitó los locales de la antigua prisión, donde muchos de los mártires franciscanos fueron encarcelados y torturados.

El ministro se reunió con el arzobispo de Shkodra-Pult, monseñor Angelo Massafra, en señal de amistad, apoyo y fraternidad, y luego se dirigió con los frailes al comedor “Buka e Shna Ndout”, donde, desde hace varios años, se ofrece comida a los pobres todos los días. 

«La última etapa fue en la Curia Custodial de Gjuhadol, donde se celebró una asamblea con todos los hermanos de la Provincia. Fr. Massimo invitó a todos los frailes a recordar los ideales y mensajes dados por el Seráfico Padre San Francisco, uno de los cuales es la armonía y la cooperación entre los hermanos, como única forma de avanzar en la santidad y la justicia y de dar abundantes frutos.