El Vicario General, Fray Isauro Covili Linfati, es elegido Obispo de Iquique

El 23 de abril de 2022, el Papa Francisco eligió como Obispo de Iquique, Chile, a Fray Isauro Covili Linfati OFM, hasta ahora Vicario General de la Orden.

El Hno. Isauro Covili Linfati nació el 22 de marzo de 1961 en Lumaco, diócesis de Temuco en Chile. Tomó el hábito franciscano el 16 de julio de 1981 y emitió los votos simples el 16 de enero de 1983 y los solemnes el 20 de marzo de 1987. Su ordenación sacerdotal tuvo lugar el 23 de noviembre de 1990.

Fr. Isauro vivió sus primeros años de servicio pastoral en fraternidades de inserción en zonas marginales de Santiago, dedicándose a la evangelización, incluida la indígena, y a la animación de la justicia y la paz y la integridad de la creación. También ha sido párroco. En 2010 publicó el libro Memoria de una Iglesia orante y peregrina.

Desde 1997 trabaja en la formación de los profesos temporales, novicios y postulantes, moderador de la formación permanente y secretario de formación y estudios. Luego será visitador general en Perú (2006), definidor (2011-2015), vicario (2015-2017) y ministro provincial (2017-21). El Capítulo General de Roma de 2021 lo eligió Vicario General de la Orden.

Reunidos en el Aula Duns Escoto, después del rezo del Ángelus del 23 de abril de 2022, los hermanos de la Curia General de Roma recibieron del Ministro General el anuncio de la elección de Fr. Isauro Covili Linfati como Obispo de Iquique. En esa ocasión se pronunciaron los siguientes discursos.

Las palabras del Ministro General Fr. Massimo Fusarelli

«Deseo saludar a nuestro hermano Isauro, también en nombre de todo el Definitorio general, con quien hemos compartido estos nueve meses de servicio, muy importantes para el trabajo en favor de la Orden. El servicio compartido con el hermano Isauro ha sido muy bueno y fraternal; hasta ahora ha tenido delegaciones muy delicadas para el gobierno de la Orden, especialmente en América del Sur y Central, Tierra Santa y Marruecos. Su presencia en el Definitorio General es positiva y constructiva. Sentiremos su ausencia.

Al mismo tiempo, como Ministro el Definitorio general deseamos a Fr. Isauro un fructífero ministerio episcopal en el estilo de fraternidad y minoridad de San Francisco y de la Orden. Aceptamos con espíritu de corresponsabilidad eclesial este llamado a servir a la Iglesia en Chile en la hora en que se le exige una nueva respuesta al servicio del Reino de Dios.

Somos conscientes de que la Iglesia en Chile está pasando por un momento de gran conversión y no fácil. Estamos seguros de que la presencia humana, fraternal y pastoral del Hermano Isauro podrá dar, con la ayuda de Dios, una ayuda válida».

Discurso de agradecimiento de Fr. Isauro Covili Linfati

A mis queridos Hermanos de la Orden de los Frailes Menores,

¡El Señor les conceda la paz!

Inicio estas letras de acción de gracias, con el anuncio gozoso de la Vigilia pascual, “Aleluya, Aleluya, El Señor ha resucitado, Aleluya Aleluya”. Es la mejor y bella expresión de alegría, de júbilo y de un futuro eterno que tiene la Iglesia para contener y expresar la vida y celebrar la eucaristía, sacramento permanente de la Kénosis de Jesucristo que colma de esperanza y de una nueva visión a toda la humanidad.

Les comparto que, así como mis hermanos en el último Capítulo general me han elegido para servir a la Fraternidad como Vicario general, el Papa Francisco Obispo de Roma y de la Iglesia Universal me devuelve a Chile para ser Pastor-Obispo para la diócesis de Iquique.

Desde mis comienzos vocacionales tengo claridad que vine a la vida franciscana para ser fraile y así me formaron en mi Provincia en Chile.  He servido con generosidad y alegría en muchos oficios encomendados sin buscarlos.

Soy un hermano franciscano de fe en Jesucristo pobre y crucificado y de una comunidad-fraternidad que lo exprese y anuncie de igual manera. He tratado de estar siempre atento a la situación de los más pobres y aprender a leer con otros el presente, en sus luces y sombras.

En estos diez meses en la Curia me he sentido muy bien, he colaborado y aprendido muchas cosas. Les puedo decir que los hermanos que formamos esta Fraternidad internacional cultivamos un buen clima fraterno, de respeto, de oración, de alegría, de responsabilidad y de vida laboral. Hemos cultivado buenas relaciones y de colaboración entre los Definidores y especialmente para mí ha sido muy grato trabajar con Fr. Massimo, Ministro, en la animación de la Orden. Con sencillez he dado lo mejor de mí en todo lo que se me ha confiado.

Después de hablar con el Ministro y de rezar he aceptado la nominación del papa Francisco. Lo que me ha ayudado es:

  1. En las últimas semanas he rezado con el Icono del Cristo de san Damián que como todos sabemos, le habló a nuestro padre San Francisco y a nosotros hoy “Anda y repara mi Iglesia que amenaza ruina” (2Cel 10; LM 2,1; TC 13).
  2. La realidad que vive la Iglesia en Chile con sus luces y sombras. Especialmente el tema de abusos y que necesita seguir haciendo camino de vida evangélica, de reparación, de sencillez y de sinodalidad.
  3. En lo personal, no me aferro a oficios, los acepto y vivo en libertad como don recibido para servir. Los hermanos del Definitorio general sabrán darse un nuevo hermano para que sirva a la Orden como Vicario general.

 

Les manifiesto que, desde mi experiencia pastoral, y ahora desde la nominación de Obispo, me anima ser Pastor en medio del Pueblo de Dios, caminando con todos, cruzando orillas, fronteras y siendo Comunidad convocada a configurarse con el Resucitado que tiene las huellas de la Cruz, para que muchos crucificados puedan ser abrazados y bajados de la cruz con vida digna.

Confiado en María, Virgen hecha Iglesia, en san Francisco, en santa Clara y en miles de hermanos y hermanas de ayer y de hoy, fieles discípulos de Jesús me ayudaran para ser pastor al estilo de Jesús.

Con eterna gratitud.

Fraternalmente

Fr. Isauro Covili Linfati, ofm