En medida que crece el desempleo, los franciscanos de San Paulo sirven hasta 4.000 comidas diarias

El Catholic News Service entrevistó a nuestros frailes en San Paulo, Brasil, sobre su nuevo centro de distribución de alimentos llamado “La Carpa Franciscana” como una respuesta al creciente número de personas que buscan alimentos debido a la pandemia COVID-19.

“El hambre vino antes de la fiebre (un síntoma principal de COVID-19)”, dijo a Catholic News Service el fraile franciscano José Francisco de Cassia dos Santos.

Santos, quien dirige el Servicio de Solidaridad Franciscana, ha estado distribuyendo comidas a los indigentes en el centro de San Paulo por más de 13 años. El servicio de solidaridad tradicional, llamado el “Té del Sacerdote”, atrajo generalmente a unos pocos cientos de personas sin hogar, que congregaron la rectoría de Sn. Francisco. Ahora, dijo Santos, la mayoría de las personas en la fila que esperan del “Té del Sacerdote” son aquellos que perdieron sus trabajos debido a la pandemia COVID-19.

Santos comentó que, desde el 24 de marzo, cuando la ciudad impuso las medidas de quedarse en casa para combatir el nuevo coronavirus, el número de personas que buscan alimentos se cuadruplicó, obligando a su equipo a establecer otro centro de distribución para alimentar a la población: La Carpa Franciscana.

 

Para leer la historia completa dirigirse a: cruxnow.com