Estamos llamados a una opción radical para vivir auténticamente nuestro carisma franciscano

Al cumplirse el V Aniversario de la publicación de la Encíclica Laudato Si’, sobre el cuidado de la casa común y, cuando la humanidad atraviesa una de las mayores crisis sanitarias, el Papa Francisco ha declarado un año aniversario especial Laudato Si’. Los temas abordados en la encíclica cobran mayor importancia en el actual contexto donde se han hecho evidente y agudizado las crisis sociales y ecológicas, basta mirar la vergonzosa desigualdad en el acceso a la atención sanitaria en muchos países.

La conversión ecológica integral es una de las propuestas que hace el Papa en su carta, puesto que los problemas no se presentan de forma aislada, sino interconectada, una conversión-integral debería abarcar, entre otros, lo político, lo social, lo ambiental y lo económico. De esta forma será posible hacer frente a la gran crisis socio ambiental que vivimos.

El Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral hace un llamado a toda la humanidad para que durante el 21 de mayo de 2020 y el 24 de mayo de 2021 “se celebre un año especial de aniversario de la Laudato Si’. Durante este año y el decenio sucesivo dispongámonos a vivir juntos una experiencia de verdadero Kairos que se traducirá en un tiempo de “Jubileo” para la Tierra, para la humanidad y para todas las criaturas de Dios.”. Para este propósito, el DDHI ofrece un programa en el que destaca la plataforma de iniciativas Laudato Si’ como un llamado a diversas instituciones a involucrase y comprometerse en un plan a largo plazo – 7 años – como camino hacia una total sostenibilidad en el espíritu de Laudato Si’.

Asimismo, en el mes de junio, la mesa Interdicasterial de la Santa Sede sobre la ecología integral, ha presentado el documento «En camino hacia el cuidado de la casa común – Cinco años después de la Laudato Si’» El texto pretende emplazar hacia la acción, aportando elementos que orienten y contribuyan a llevar a la vida concreta los planes y proyectos sobre el cuidado de la casa común.

Estas dos iniciativas de la Santa Sede nos animan y desafían como franciscanos para comprometernos con nuestra vida y con nuestra misión en el cuidado y defensa. Además, vemos con alegría que, con la campaña Revolución Laudato Si’, promovida desde las oficinas JPIC de la Orden y de la Familia Franciscana, estamos en plena comunión y sintonía con toda la Iglesia. “Como individuos, fraternidades, Entidades y como Orden internacional nos sentimos fuertemente interpelados a hacer una clara y radical opción en dirección de las modalidades de vida indicadas por la Laudato Si’” (CPO/18 n. 154).