Presencia Franciscana en la COP22

La COP22 (Conferencia de las Partes), organizada por la UNFCCC (Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), se llevó a cabo en Marrakech, Marruecos del 8 al 18 noviembre de 2016.

El año pasado, a la COP 21 de París asistieron 20 delegaciones franciscanas, entre ellas Roman 6, para dar testimonio de que los franciscanos están unidos con la sociedad civil en temas de justicia climática. En la COP22, 4 hermanos franciscanos (Fr. Rodrigo Peret de Brasil, Fr. Aloysio Kim de Corea del Sur, Fr. Natale Fiumanò de la Custodia de Marruecos, y Fr. Rufino Lim de la Oficina de JPIC en Roma) participaron de diversas maneras. Fr. Rodrigo, con otros hermanos OFS de Brasil, estuvo involucrado en el tema del activismo extra en el Campus de la Universidad Cady Ayyad en Marrakech, donde se tuvo la Conferencia sobre la Sociedad Civil, en colaboración con la CIDSE que es una asociación católica. Fr. Natale se unió al nuncio de la Iglesia marroquí para la negociación oficial de las partes en calidad de observador oficial de las delegaciones vaticanas. Fr. Aloysio y Fr. Rufino, como miembros de la sociedad civil coreana, asistieron y participaron en diversos eventos y talleres sobre la realidad del cambio climático y las alternativas de los gobiernos y la sociedad civil.

Los hermanos franciscanos participaron en las reuniones en sus hábitos en recuerdo de los Mártires Franciscanos de Marrakech. Esto ocasionó diversas oportunidades para diálogo con los lugareños y los participantes de la Conferencia.

El 8 de noviembre se celebró en la Iglesia franciscana de Marrakech un servicio interreligioso de oración por la justicia climática. Los frailes también se unieron a la oración interreligiosa diaria en la Zona Verde (la sala de conferencias para la sociedad civil) donde los cristianos, incluyendo protestantes y cristianos ortodoxos, celebraron reuniones de oración con los musulmanes. El 13 de noviembre, los frailes también participaron en la Marcha sobre el Clima.

El objetivo principal de la COP22 es construir una estructura jurídica concreta para poner en práctica el “Acuerdo de París”, ratificado por 112 países el 5 de noviembre en Marrakech. Sin embargo, hubo una profunda preocupación por el futuro del Acuerdo debido al resultado de las recientes elecciones presidenciales en los Estados Unidos de América.
Se tomó consciencia de que las comunidades religiosas deben asumir el papel de los profetas, mantenerse unidas entre sí por causa de la justicia, y empezar a cambiar en su interior mientras caminan junto a las sociedades civiles. También se espera, que la Familia Franciscana pueda llevar a cabo acciones más concretas en sus propias fraternidades y vidas.