Franciscanos en Rusia: Festejos del XXV aniversario de la Escuela Católica Franciscana

Del 11 al 15 de noviembre de 2019 los hermanos de la fundación directamente dependiente del Ministro General “San Francisco de Asís en Rusia” se reunieron todos en Novosibirsk, en el centro de la Siberia para vivir juntos algunos días de intensa fraternidad: lo que tiene lugar raras veces a causa de las inmensas distancias entre las Fraternidades de la Fundación (que se encuentran en San Petersburgo, en Novosibirsk y en Usurijsk). Los primeros días se dedicaron por los hermanos a los “Ejercicios Espirituales” sobre el tema de la formación permanente. “La identidad de nuestro carisma”. Luego se dedicó medio día a las propuestas de revisión de los “Estatutos Particulares” de la Fundación y, sobre todo, a los festejos del XXV aniversario de la Escuela Católica Franciscana “Navidad del Señor” dirigida desde hace  veinticuatro años por Fr. Conrado Trabucchi. En toda Rusia hay solamente dos escuelas católicas y una es de nuestra Orden. En los festejos, además de los hermanos de la Fundación “San Francisco de Asís en Rusia” estaba presente el Obispo de la Diócesis de la “Transfiguración” de Novosibirsk, Monseñor Joseph Werth, muchas religiosas y religiosos, el personal docente y no docente, algunos padres de familia, algunos ex alumnos y, naturalmente, los alumnos de las actuales clases. Y precisamente los alumnos han sido quienes han escenificado un bellísimo espectáculo sobre San Francisco que dio comienzo a los festejos.

Diversas personas han dado las felicitaciones a la Escuela, entre ellos el Obispo y los Hermanos de la “Fundación”. Durante el momento de la oración final, el Presidente de la “Fundación”, Fr. Esteban Invernizzi, dio lectura al mensaje de felicitación enviado para la ocasión por el Ministro General Fr. Michael A. Perry y Monseñor Werth impartió a todos los presentes la bendición Seráfica del Ministro General.

En la Parroquia de la “Inmaculada Concepción”, no lejos de la escuela, se celebró una Misa solemne presidida por el Obispo para dar gracias al Señor por estos ‘primeros’ veinticinco años. Su Excelencia Monseñor Werth agradeció a los hermanos por su presencia en la Diócesis y a Fr. Conrado por su encomiable trabajo en la Escuela.