Franciscans International: Un puente entre los pobres y las Naciones Unidas

Franciscans International (FI) es una organización internacional no gubernamental que desarrolla actividades de abogacía ante las Naciones Unidas para la promoción, la protección y el respeto de todos los derechos humanos, y la justicia ambiental. El 7 de mayo de 2017 en el Refectorio de Santa María de los Ángeles tuvo lugar un encuentro de FI. Accede al sitio Franciscans International para mayores informaciones sobre el trabajo desempeñado por la organización.

“Los derechos humanos están en peligro diariamente. Protegerlos y promoverlos es la misión y la razón de ser de Franciscans International”. Así escribe Fr. Joseph Rozanzky, OFM, Presidente del Comité de Administración de Franciscans International en la carta que introduce el informe anual de los programas apoyados y realizados en 2016 de la organización que se empeña en llevar los valores del Evangelio en el nivel local, nacional y en el seno de las Naciones Unidas.

Después de él tomó la palabra Fr. Claudio Durighetto, OFM, Ministro provincial de los Hermanos Menores de la Umbría para dirigir un saludo a los numerosos presentes que respondieron a la invitación para conocer a los hermanos nuestros que representan el rostro y la voz franciscana ante las Naciones Unidas. También dirigió un saludo el obispo de Asís-Nocera Umbra-Gualdo Tadino, Mons. Domenico Sorrentino, quien retomó la expresión “hacerse abogado de los pobres”.

El encuentro fue patrocinado por el Común de Asís que se muestra atento a estos temas, tanto por la fuerte impronta franciscana que lo caracteriza desde hace ocho siglos, como por la presencia del alcalde Stefania Proietti, comprometida personalmente en el propio camino en la Iglesia y en el ámbito profesional sobre cuestiones ambientales.

En el encuentro estaba presente también Fr. Michael A. Perry,  Ministro general de los Hermanos Menores, quien subrayó la necesidad  particularmente urgente en este momento histórico, de organizaciones como Franciscans International que se empeñen por la paz en el mundo, y por que la nuestra  sea una sociedad fundada sobre la solidaridad y el respeto de la dignidad humana, junto con el respeto y el cuidado del ambiente. Una última provocación, muy eficaz, del Ministro general ha sido la de afirmar que Franciscans International no está localizada solamente en las oficinas de Ginebra o de Nueva York, y representada solamente por los que de hecho trabajan en ella, sino que está viva en todos los franciscanos presentes, franciscanos de todos los “colores o pertenencias”: presbíteros, terciarios, hermanas, hermanos menores, conventuales, capuchinos,…

La intervención conclusiva fue de Fr. Markus Heinze, OFM, Director ejecutivo de Franciscans International, que partió de la última provocación lanzada por el Ministro general y añadió que desde hace cerca de treinta años está activa esta organización y todavía es casi enteramente desconocida, incluso en el ámbito franciscano. La Comunidad internacional de alguna manera reconoce los derechos humanos, pero está a la vista de todos cómo y cuántas situaciones de discriminaciones persisten en el mundo, y cuánta gente vive en condiciones de pobreza extrema o no ve tutelados los derechos fundamentales, que prescinden del credo, de la nacionalidad… y la creación, nuestra casa, a menudo es abusada, explotada para lucro. Es necesario por tanto que haya personas deseosas de gastarse en una continua “traducción” de los valores evangélicos para promoverlos en las sedes de las decisiones políticas, con la modalidad y los lenguajes apropiados. Sin perder el contacto con las situaciones concretas de los que viven junto a la gente las situaciones de pobreza en las diferentes zonas del mundo: y de esta manera ser un puente entre ellos y las Naciones Unidas, sin rendirse nunca frente a los fracasos o a los obstáculos, porque esto es lo que la caridad exige.

Para ver el texto completo (en italiano) por favor visite: www.assisiofm.it