Hermanos Minores: Misioneros de la Misericordia

Los Misioneros de la Misericordia fueron enviados por el Papa Francisco el Miércoles de Ceniza con una celebración en la Basílica de San Pedro. La figura de los Misioneros se describe en la bula Misericordiae vultus, n. 18. En particular, cabe subrayar que los misioneros serán:

  • signos vivo de cómo el Padre acoge a cuantos están en busca de su perdón;
  • artífices, ante todos, de un encuentro cargado de humanidad, fuente de liberación, rico de responsabilidad, para superar los obstáculos y retomar la vida nueva del Bautismo;
  • guiados por las palabras del Apóstol: «Pues Dios nos encerró a todos en desobediencia, para tener misericordia de todos» (Rm 11,32);
  • predicadores convincentes de la misericordia;
  • anunciadores de la alegría del perdón;
  • confesores accesibles, amables, compasivos y atentos especialmente a las difíciles situaciones de cada persona.

Entre los Misioneros de la Misericordia hay varios de la Orden de los Hermanos Menores.

Version 2