El Ministro General visita a los Hermanos en Haití

Del 1 al 3 de septiembre el Ministro general Fray Michael Perry, acompañado del Definidor Fray Ignacio Ceja, visitó a los hermanos que viven en Haití.
Durante la visita estuvo también presente el Ministro de la Provincia Ntra. Sra. de Guadalupe en Centroamérica Fray Edwin Alvarado, a la cual pertenece la Fundación de la Santa Cruz en Haití.

Participaron la mayoría de los veinticuatro hermanos que forman parte de esta Fundación:
10 profesos solemnes (3 haitianos, 5 centroamericanos, un canadiense y un congoleño).
9 profesos temporales, todos haitianos (3 viviendo fuera de Haití).
5 novicios (3 haitianos y 2 centroamericanos).
Hay también 5 postulantes y se espera la llegada de otros 6 para el grupo de nuevo ingreso.

Los hermanos están distribuidos en tres casas, todas ubicadas en Puerto Príncipe: 1) La Fraternidad de la Santa Cruz de Misión que es la casa de los Profesos temporales y que atiende también una parroquia. 2) La Fraternidad de San Francisco, la cual es la casa del Noviciado. 3) La Fraternidad de Saint Alexandre, que es la casa del Postulantado, pero que atiende también la Casa San Antonio, que proporciona hogar, alimentación y apoyo para sus estudios a un grupo de niños necesitados. Con el apoyo de la Orden, a través del Secretariado General para las Misiones Franciscanas de Waterford, la Fundación ha adquirido un terreno y el dinero para construir una nueva casa, la cual será la casa de los postulantes, de manera que Saint Alexandre acogerá a los profesos temporales y la Santa Cruz de Misión tendrá más espacio para el servicio de la parroquia.
Durante su visita, Fray Michael pudo conocer cada una de las casas, incluyendo el terreno recién adquirido.

El día de nuestra llegada los hermanos nos compartieron datos de la historia de Haití y de la presencia franciscana en el país, así como la actual distribución de los hermanos.

El 2 de septiembre nos reunimos con el Consejo de la Fundación para dialogar sobre el presente y sobre el futuro de la presencia de la Orden en Haití. Los miembros del Consejo hablaron de su trabajo en el país, de su colaboración con la Iglesia, de su relación con la Familia franciscana, de sus fortalezas y dificultades. Expresaron que, aunque su principal tarea es la de cuidar la formación inicial de los hermanos, procurando poner fundamentos firmes para la implantación de la Orden, están en un proceso de discernimiento para decidir qué tipo de presencia quieren ser en Haití, de modo que puedan incidir evangélicamente en la realidad en la que viven.

El día 3, luego de encontrarnos brevemente con Monseñor Guire Poulard, Arzobispo de Puerto Príncipe, para saludarlo, nos reunimos con todos los hermanos que conforman la Fundación.
Después de la apertura del encuentro por parte del Presidente de la Fundación Fray Edgardo Pérez y de la bienvenida por parte del Ministro provincial Fray Edwin Alvarado, el Ministro general habló sobre la situación actual de la Orden, sobre la necesidad de que con nuestras palabras, pero sobre todo con nuestro testimonio de vida, especialmente el de la fraternidad, llevemos los valores evangélicos a la realidad haitiana, valores como el de la paz, la solidaridad, el respeto a la dignidad de la persona, el diálogo, el cuidado de la creación. Hemos de ser misioneros de la esperanza, del diálogo, del Hemos les dijo. Les recordó los lineamientos de Ite Nuntiate, necesarios para asegurar una auténtica vida de hermanos menores.

Después de un momento de diálogo, pasamos a la celebración de la Eucaristía y a un convivió fraterno, con los que concluyó nuestra visita a los hermanos.