Ha fallecido Fr. Alexandre José Maria dos Santos, OFM, cardenal arzobispo emérito de Maputo (Mozambique).

Ayer falleció Fr. Alexandre José Maria dos Santos, OFM, cardenal arzobispo emérito de Maputo (Mozambique). Dirigió la archidiócesis de Maputo de 1974 a 2003. Se destacó por haber sido el primer sacerdote, obispo y cardenal de su país.

El cardenal nació en Zavala, en la diócesis de Inhambane, el 18 de marzo de 1924.

Ingresó en la Orden de los Hermanos Menores en 1947 y fue enviado al noviciado de la Provincia Franciscana de Portugal, cerca de Lisboa. Tras la profesión solemne en 1951, recibió la ordenación sacerdotal el 25 de junio de 1953. Regresó a Mozambique en 1954 y trabajó en la región de Inhambane. En 1972 fue nombrado consejero de la Custodia Franciscana de Mozambique y rector del nuevo Seminario Menor de Mozambique. En 1974 fue elegido Arzobispo de Maputo por el Papa Pablo VI, nombramiento que se produjo tras la independencia de Mozambique de Portugal. En primera línea de la búsqueda de la paz en el país azotado por la guerra civil, se convirtió en el primer Presidente de la Cáritas local.

En 1981 fundó la Unión de Mujeres Pías con el nombre de Franciscanas de Nossa Senhora de Mãe de África. El 28 de junio de 1988, Juan Pablo II le creó cardenal y le dio el título presbiteral de San Frumenzio ai Prati Fiscali. En septiembre de 1988, recién creado cardenal, recibió a Juan Pablo II en Mozambique. En 2003 se convirtió en arzobispo emérito de Maputo. En 1994 y 2009 participó en las dos asambleas especiales para África del Sínodo de los Obispos, aportando su apasionada experiencia de servicio. El 5 de septiembre de 2019, durante el Viaje Apostólico del Papa Francisco, el Cardenal Alexandre José Maria dos Santos pudo saludarlo en la Catedral de la Inmaculada Concepción de Maputo, durante el Encuentro con Obispos, sacerdotes y religiosos. El funeral se celebrará el 7 de octubre a las 9 de la mañana en la catedral de Maputo.

Un incansable servidor del Evangelio y de la Iglesia». Así recuerda el Papa Francisco al cardenal mozambiqueño Alexandre José Maria dos Santos, fallecido el pasado miércoles 29 de septiembre en su Maputo natal, que dirigió como pastor durante treinta años. El anciano cardenal, creado por Juan Pablo II, fue una figura importante para la Iglesia en Mozambique y un punto de referencia en el proceso de reconciliación del país al final del conflicto en 1992.

En un telegrama dirigido al actual arzobispo de Maputo, Francisco Chimoio, OfmCap, el Papa expresó su dolor por la muerte del cardenal y se solidarizó con la familia doliente y con todos aquellos «que se beneficiaron del servicio de este pastor» al que el Señor «guió durante toda su vida».