Inauguración en París de la exposición “Los guardianes de la tumba de Cristo”

Cada año, más de diez millones de turistas visitan la basílica del Sagrado Corazón de París, el segundo lugar más visitado de Francia después de la catedral de Notre Dame. Mientras el Sagrado Corazón concluye las celebraciones por el centenario de su consagración, en sus puertas se acoge por primera vez una exposición para el gran público. Se exponen veintinueve fotografías, tomadas por Thomas Coex, jefe del departamento fotográfico de la oficina de prensade la Agence France Presse (AFP) de Jerusalén, de 2014 a 2019.

“Parte de este trabajo ya se había expuesto en la curia del convento de San Salvador en Jerusalén, en junio de 2018. En ese momento, la Comisaría de Tierra Santa de París expresó su deseo de albergar la exposición. Después de más de un año de trabajo, este proyecto se ha hecho realidad.  Es una gran alegría para toda la Custodia y nunca podré agradecer lo suficiente a Thomas por su energía y su compromiso.  Este lugar no es solo prestigioso, sino que sobre todo es un lugar de oración. Espero que los turistas y los franceses que vean la muestra lleven en sus oraciones la presencia cristiana en Tierra Santa”, explicó fray StéphaneMilovitch, responsable de la oficina de patrimonio cultural de la Custodia de Tierra Santa, que participó en la inauguración.

Thomas Coex, autor de la exposición, no esconde su emoción: “En treinta años de trabajo en la AFP, nunca había trabajado durante un periodo tan largo sobre un único tema, que además nunca se había abierto antes a la prensa internacional.  Esta exposición es un auténticologro y me siento privilegiado”, declaró durante la entrevista con el canal televisivo KTO.  “He experimentado la alegría de conocer a los frailes en profundidad: he descubierto personas humildes y generosas que forman una familia, personas cariñosas. Entregan su tiempo y su vida a los demás. Sus acciones educativas y sociales me han acercado a ellos. Me sorprendió, no pensaba que encontraría tanta apertura. Esta es la Iglesia que me gusta”.

Este jueves 10 de septiembre, también el padre StéphaneEsclef, recién nombrado rector de la basílica, se alegra: “el lugar donde se exponen las fotos es muy transitado. Muchos turistas de todo el mundo las verán. Considero esta exposición como un hermanamiento espiritual entre los Santos Lugares y la basílica del Sagrado Corazón de Montmartre. Sigue la invitación del papa Francisco a nuestra Iglesia de llegar a lasafueras de las ciudades. Muchos turistas no se atreven a entrar en la basílica. Esta exposición es un mensaje: el corazón de Jesús no debe permanecer encerrado en el interior de la iglesia.  La fotografía puede tocar el exterior de la persona, pero al mismo tiempo revelar algo importante en la vida delos que creen”.

Como afirmaJulie, que mientras hace jogging se detiene un momento delante de las fotos, “cuando pienso en Jerusalén, pienso en el mundo judío, pero es cierto que también hay cristianos”. También Nicolás, un joven feligrés del barrio, comentaba: “¡no estamos acostumbrados a ver franciscanos en Montmartre! Cuando veo estas fotos entiendo mejor por qué el Santo Padre tomó el nombre de Francisco, vemos el aspecto concreto de la vida franciscana”.

Los aproximadamente doscientos invitados presentes en la inauguración se dirigieron después a los jardines privados de la basílica del Sagrado Corazón, habilitados de manera excepcional para el evento. Personalidades de la sociedad civil, del mundo político y consular, religiosos y sacerdotes diocesanos, caballeros y damas de la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro, periodistas, corresponsales y fotógrafos se sumergieron durante una noche en el ambiente de la Ciudad Santa.

La exposición “Los guardianes de la tumba de Cristo” es gratuita y las fotos estarán expuestas hasta el 13 de diciembre de 2020.

Un agradecimiento especial a AFP y a Canon por la realización de este proyecto.

Fuente: Emilie Rey | custodia.org

Fotos: MAB/CTS y Canon.