Invitación del Ministro general para el Sínodo de los Obispos 2018

Los Jóvenes, la Fe y el Discernimiento Vocacional

Mis queridos hermanos de la Orden de los Hermanos Menores:
¡Que el Señor les conceda a todos Su paz!

La XV Asamblea del Sínodo de los Obispos para 2018 recientemente convocada promete ser un acontecimiento extraordinario para la vida de la Iglesia. Como lo describe el Documento Preparatorio recientemente publicado.

PDF: EnglishEspañolFrançaisItalianoPortuguês

Como continuación de este camino, a través de un nuevo camino sinodal sobre el tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, la Iglesia ha decidido interrogarse sobre cómo acompañar a los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también pedir a los mismos jóvenes que la ayuden a identificar las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia. A través de los jóvenes, la Iglesia podrá percibir la voz del Señor que resuena también hoy. Como en otro tiempo Samuel (cfr. 1Sam 3,1-21) y Jeremías (cfr. Jer 1,4-10), hay jóvenes que saben distinguir los signos de nuestro tiempo que el Espíritu señala. Escuchando sus aspiraciones podemos entrever el mundo del mañana que se aproxima y las vías que la Iglesia está llamada a recorrer.

“A través de los jóvenes…” Creo que estas palabras son la clave para comprender lo que el Papa Francisco está pidiendo a la Iglesia en este Sínodo: entrar en una dinámica de escucha mutua a la voz del Señor como Él nos habla hoy día, aunque mutuamente como miembros de su Cuerpo, en particular Sus miembros más jóvenes. Como el propio Santo Padre dijo, en una carta introductoria al Sínodo para los fieles jóvenes de la Iglesia.

He querido que ustedes ocupen el centro de la atención porque los llevo en el corazón. Precisamente hoy se presenta el Documento Preparatorio, que les ofrezco como una “guía” para este camino.

No tengan miedo de escuchar al Espíritu que les sugiere opciones audaces, no pierdan tiempo cuando la conciencia les pida arriesgar para seguir al Maestro. También la Iglesia desea ponerse a la escucha de la voz, de la sensibilidad, de la fe de cada uno; así como también de las dudas y las críticas. Hagan sentir a todos el grito de ustedes, déjenlo resonar en las comunidades y háganlo llegar a los pastores. San Benito recomendaba a los abades consultar también a los jóvenes antes de cada decisión importante, porque “muchas veces el Señor revela al más joven lo que es mejor” (Regla de san Benito III, 3).

Como Hermanos Menores llamados por el Señor “a escuchar con reverencia a los demás con auténtica caridad [y] aprender con gusto de las personas con las que vivimos (CCGG 93 §1)”, la invitación del Papa Francisco debería resonar profundamente en nuestros corazones y mentes, y encontrarnos dispuestos a responder con una escucha humilde y reverente a los jóvenes a quienes tenemos el privilegio de servir y a crear espacios desde donde sus voces puedan ser escuchadas, mientras juntos nos preparamos para el Sínodo 2018.

Así pues, Hermano; le invito a compartir con los jóvenes a quienes sirve, la carta del Santo Padre y el Documento Preparatorio del Sínodo. Este material está disponible, en muchas lenguas, en la página web de la Santa Sede: www.vatican.va. De manera adecuada a las personas y lugares en los que presta su servicio, y con la ayuda de sus Ministros Provinciales y Custodios, creen foros en los que nuestros hermanos y hermanas en Cristo jóvenes puedan escuchar en profundidad la voz del Señor que les habla y os habla con toda libertad desde el corazón de su fe. A continuación, recopilen lo que han compartido y, a través de sus Provincias y Custodias, envíenlo a la Curia general, a la atención del Secretariado General para las Misiones y Evangelización, para que podamos compartirlo con el Santo Padre y el Consejo Sinodal. La fecha de vencimiento para el envío de ese material es el 1 de septiembre de 2017.

Por favor, tomen nota de que en el mes de mayo de 2017, el Consejo Sinodal lanzará una página web especialmente para los jóvenes, de manera que puedan enviar sus aportaciones directamente a la Santa Sede. La dirección de esta página será: www.sinodogiovani.va. Quizás el espacio que ustedes creen para sus hermanos y hermanas más jóvenes pueda incluir tiempo para que ellos respondan al Santo Padre por medio de esta página web. Esto sería ciertamente un modo creativo para demostrarles el amor del Santo Padre y nuestro propio amor.

Gracias, hermanos, por todo lo que hacen en servicio del Evangelio, anunciando con gozo la Buena Nueva del Señor a todas las gentes –especialmente a nuestros jóvenes- de forma que ellos compartan Su alegría y su alegría llegue a plenitud. Que el Señor lleve a su plenitud esta buena obra que Él ha comenzado en nosotros (cfr. Flp 1,6).

Pax et bonum,

Fr. Michael A. Perry, OFM
Ministro general y siervo