La Casa del Niño en Belén y los frutos de una misión cumplida con amor

La colecta realizada en todas las iglesias del mundo el Viernes Santo, también llamada “Colecta para la Tierra Santa”, nació para responder a la necesidad de buscar ayuda de bienes materiales a favor de la Tierra Santa. Las ofrendas recogidas por las parroquias y los obispos son enviados por los Comisarios de Tierra Santa a la Custodia de Tierra Santa. Estas ofrendas se utilizan para el mantenimiento de los Santos Lugares y los cristianos de Tierra Santa.

Uno de los frutos de esta colecta es la Casa del Niño en Belén, una casa que acoge a niños con condiciones familiares difíciles. Fundada en 2007, cuenta con el apoyo especial de la Custodia de Tierra Santa a través de la American Franciscan Foundation para Tierra Santa. Mira el video para saber más sobre esta misión.

La Custodia, gracias a la recolección de las ofrendas, es capaz de sostener y continuar su importante misión y vocación: mantener la custodia de los Lugares Santos, las piedras de la memoria, así como tutelar y preservar la presencia de los Cristianos, que son las piedras vivas de Tierra Santa a través de muchas actividades de solidaridad.