La reestructuración de la presencia franciscana en Rusia y Kazajstán

A partir del 1 de octubre de 2018, por Decreto del Ministro general, las dos fraternidades de Kazajstán de Almaty y Taldikorgan se han separado de la Fundación dependiente del Ministro general “San Francisco de Asís en Rusia y Kazajstán” y han sido confiadas a la Provincia de Santa Eduviges, en Polonia. Desde el mismo día, la Fundación ahora lleva el nombre de “San Francisco de Asís en Rusia” e incluye las fraternidades de San Petersburgo (en la Rusia europea), Novosibirsk (en Siberia) y Ussurijsk (en el Lejano Oriente ruso) presentes en la Territorio de la Federación Rusa.

Las fraternidades de Kazajstán pasaron a la Provincia de Santa Eduviges, compuesta por cinco frailes (tres polacos y dos coreanos), y se ocupan del cuidado pastoral de la parroquia de la Santísima Trinidad, de la Catedral de la Diócesis de Almaty y de la Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe en Taldikorgan. Además, los frailes realizan en Almaty y en varios pueblos un gran servicio a los pobres a través de una “Mesa social” y un “Dispensario médico”.

Las fraternidades en Rusia, conformadas por siete frailes (tres italianos, dos rusos y dos polacos) se encargan del trabajo pastoral en cuatro parroquias, dirigen una “Escuela católica” a la que se le reconoce que presta un servicio particular a los niños de familias pobres, y un “Centro de bienvenida” para los “sin hogar” con proyectos también para niños discapacitados y familias desfavorecidas.

Tanto en Rusia como en Kazajstán, los frailes buscan el diálogo con otras confesiones y religiones cristianas y construyen la Iglesia local también a través de la enseñanza en el Seminario inter-diocesano y trabajan directamente en una Curia diocesana.