Mensaje de la Conferencia Africana de la Reunión de 2019 en Tetuán, Marruecos

La Conferencia Africana de la Orden se reunió en la fraternidad de Tetuán de la Custodia de Marruecos del 23 al 27 de septiembre de 2019. Los líderes de las Entidades de la Conferencia se unieron con el Ecónomo general, el Secretario general para las Misiones y la Evangelización, Misión Central Franciscana (MZF), y el Definidor general por África.

A continuación, un extracto de la declaración emitida después de la reunión:

Todos juntos apreciamos con alegría los signos visibles de esperanza y la presencia de Dios en nuestras vidas y en medio del pueblo marroquí que nos recibe y nos aprecia a pesar de que nuestra religión es diferente a la de ellos. […]

También somos conscientes de las grandes dificultades y desafíos que nuestras realidades presentan a nuestra vida, presencia y testimonio como Hermanos Menores en África. Hay conflictos, violencia, guerras y refugiados en algunos países (Sudán); situación de inestabilidad política y social (Congo y Burundi); pobreza absoluta, enfermedades endémicas, desempleo que causa emigración y desplazamiento masivo de ciudadanos; todas nuestras Entidades son conscientes de su fragilidad debido a la situación de absoluta dependencia económica y financiera.

También notamos la gran dificultad que tenemos para comunicarnos, lo que contribuye en gran medida a anular o reducir la efectividad de nuestro deseo de profundizar y expandir nuestra comunión y colaboración. Todos reconocemos la pérdida progresiva de nuestra identidad franciscana. Hemos visto con gran pena el cansancio y la disminución del entusiasmo, la pasión y la alegría en la vida de nuestra vocación y misión, el enfriamiento de nuestro primer amor. Algunos abandonan su compromiso inicial con los valores auténticos de nuestra consagración y la espiritualidad franciscana y se conforman con la superficialidad y la mediocridad, prefiriendo llevar una vida doble y disipada.

Dadas estas situaciones, hemos establecido algunas prioridades para compromisos futuros:

  1. Intensificar nuestros esfuerzos en la formación permanente e inicial que conduzca a una verdadera conversión personal y comunitaria y a la recuperación de los valores de nuestra consagración religiosa y de nuestra vocación e identidad franciscana.

  2. Mejorar la comunicación entre nosotros para intensificar nuestra comunión y colaboración en varios aspectos de nuestras vidas, prestando especial atención al llamado del Ministro general para la Fundación de Nigeria.

  3. Trabajar más para encontrar formas de autofinanciamiento. Proponer un proyecto económico diseñado con la ayuda de expertos en la materia y presentado a la Curia general.

  4. Promover políticas económicas basadas en el diálogo fraterno abierto a la transparencia y centrarse en los verdaderos intereses de la fraternidad más que en los intereses individuales.

  5. Alentar a los hermanos en el espíritu de trabajo como fuente principal de ingresos para la fraternidad y la Entidad.

 

Haga clic aquí para leer el texto completo en inglés.