Mensaje del Ministro general para el día mundial (contra el) del SIDA 2020: “Solidaridad global, responsabilidad compartida”

Queridos hermanos ¡El Señor les dé la paz!

Cada año, el 1 de diciembre, se invita a la comunidad internacional a hacer una pausa y reflexionar sobre la realidad y el impacto del VIH y el SIDA en la comunidad humana. Es un momento para recordar y orar por los 38 millones de hermanos y hermanas que viven con el VIH, sus familias y amigos, así como para orar por los millones más que han perdido la vida a causa del SIDA (más de 32,7 millones).

El año del 2020 ha estado marcado por la pandemia de SarsCoVid-2 (CoVid-19), que está afectando la vida y los medios de subsistencia de la comunidad humana mundial. El CoVid-19 nos muestra cuán interconectada está la salud mundial con otras cuestiones críticas, como son las crecientes desigualdades sociales y económicas, los abusos contra los derechos humanos y la dignidad, y las amenazas al medio ambiente.

A medida que el mundo presta toda su atención a la pandemia mundial de CoVid-19, se corre el riesgo de que la actual pandemia del VIH/SIDA pase al olvido, y que la batalla para derrotarla sufra un revés causando que disminuya la atención y el financiamiento nacionales e internacionales.

El Papa Francisco en su reciente encíclica Fratelli tutti nos advierte que “En el mundo actual los sentimientos de pertenencia a una misma humanidad se debilitan, y el sueño de construir juntos la justicia y la paz parece una utopía de otras épocas…[No] nos damos cuenta de que todos estamos en la misma barca” (30). Para el Papa, sólo cuando nos demos cuenta de que “nadie se salva solo; que únicamente es posible salvarse juntos” (32) podremos afrontar los desafíos que se nos presentan y, trabajando en colaboración y solidaridad, superarlos con la gracia de Dios.

En los últimos años se ha progresado bastante, aun así los desafíos son muchos. Unamos nuestras energías y nuestra oración mientras luchamos contra los dos virus y sus terribles consecuencias: VIH/SIDA; y CoVid-19. Exhortemos a los dirigentes de nuestras naciones a que sigan garantizando el apoyo financiero adecuado para la obtención de medicamentos antirretrovirales seguros, eficaces y asequibles al igual que otros medicamentos necesarios para combatir el VIH y tratar las enfermedades conexas, y adoptar disposiciones especiales para garantizar que no se interrumpa la producción y distribución de estas terapias antirretrovirales que salvan vidas. Como discípulos del Señor Jesús resucitado y seguidores de nuestro padre seráfico Francisco, que nunca dejemos de amar, apoyar y orar por nuestros hermanos y hermanas que viven con o están afectados por el VIH y el SIDA. Recemos también por nuestros propios hermanos que viven con el virus y que, a pesar de los desafíos que enfrentan, siguen sirviendo a las necesidades del pueblo de Dios, especialmente los pobres y olvidados.

Oración para el día Mundial (contra el) del SIDA del 2020:

Oh Dios, Trinidad de amor,
derrama sobre nosotros un torrente de solicitud y cuidado fraterno.
Concédenos que podamos respetar la presencia de Cristo en cada ser humano,
especialmente en las vidas de nuestros hermanos y hermanas que viven con
o padecen las consecuencias del VIH y del SIDA.
Que podamos tender la mano en fraternidad y solidaridad,
reconociendo que verdaderamente somos parte el uno del otro,
que somos hermanos y hermanas de la única familia de Dios. Amen.
(inspirada en Fratelli tutti 32, 287)

Roma, 1 de Diciembre del 2020

Fraternalmente,

Fr. Michael A. Perry, OFM
Ministro general y siervo

 


Estadísticas mundiales sobre el VIH y el SIDA 2019

    • 38 millones de personas que viven con el VIH
      • 36,2 millones son adultos
      • 1,8 millones son niños (0-14 años)
    • 1,7 millones de nuevas infecciones
    • 5.500 mujeres jóvenes (15-24 años) se infectan con el VIH
    • 690.000 personas murieron por enfermedades relacionadas con el SIDA
    • 25,4 millones de personas con acceso a la terapia antirretroviral
    • 12,6 millones de personas sin acceso a la terapia antirretroviral
    • Las nuevas infecciones de VIH se han reducido en un 40% desde el pico de 1998
    • La mortalidad relacionada con el SIDA se ha reducido en un 60% desde el máximo alcanzado en 2004
    • El ONUSIDA estima que se necesitan 26,000 millones de dólares para responder al SIDA – 2020.

Fuente: UNAIDS 2020: www.unaids.org 


 

 

Prot. MG 170/2020

Image courtesy of AIDS Healthcare Foundation