Colombia: El Campamento por la paz se mantendrá indefinidamente

Desde el pasado 5 de octubre un grupo de jóvenes manifestantes ocupa la Plaza de Bolívar, en lo que se ha denominado “campamento por la paz”, que se ha instalado en pleno centro de Bogotá. En dicho campamento, universitarios preparan actividades y eventos para que más personas se sumen a su causa: el fin del conflicto.

Empezaron con ocho carpas el miércoles 5 de octubre, después de marchar por toda la calle 7.ª hasta la plaza de Bolívar –en una multitudinaria concentración pocas veces registrada en Bogotá–. Lo hicieron en silencio pidiendo la paz. Hoy, son cerca de 60 carpas (que llevan el nombre de los municipios que han sufrido la guerra) y albergan a unas 150 personas.

Con el paso de los días, ya no son solo estudiantes, también se encuentran grupos religiosos, comunidades indígenas, profesionales y amas de casa. Las consignas del movimiento son claras: “Exigimos que se mantenga el cese del fuego y no nos moveremos hasta que haya un acuerdo de paz”, señalan a la par con la invitación para que más gente se sume a la iniciativa.

La Familia Franciscana de Colombia ha estado participando a través de la presencia de hermanas y hermanas alojados en una carpa de los Jesuitas y en otra de la Red Ecuménica de Iglesias. Se le ha pedido a la Familia Franciscana que forme parte de la Comisión de Espiritualidad y que participe en la comisión para el logro de una convivencia fraterna entre los que se van instalando en la plaza.

Manifiesto de los integrantes del campamento por la paz

Nosotros y nosotras, hombres y mujeres de la ciudad y del campo, que no representamos a ningún partido, ni hacemos parte de la institucionalidad,  actuamos de manera libre y organizada, con un sentido incluyente y pacífico.

Nos juntamos en la Plaza de Bolívar a exigir la paz ahora y que se respete el cese bilateral al fuego.

Somos un reloj de tiempo que va marcando los días, las horas y los minutos que perdemos y en los que podemos rescatar el acuerdo.

No podemos retroceder en el esfuerzo para llevar el enfrentamiento de las balas al de las ideas.

Nuestra razón movilizadora, nuestro espíritu han sido y son las víctimas. Ellas han sido el ejemplo de perdonar y de avanzar, el ejemplo que queremos replicar.
Estamos aquí para:

1. Exigir un acuerdo YA.
2. El respeto al cese bilateral al fuego.

El campamento no se levanta hasta que tengamos seguridad de que el acuerdo se va a implementar.
Invitamos a todas y todos a que vengan a la plaza de Bolívar y a que en todo el país se sumen a esta iniciativa.

Para el ver el PDF de la Carta del Presidente de la Familia Franciscana de Colombia al Presidente de la República de Colombia, haga clic aquí:
[attachments size=small fields=»title» target=1 docid=»11649″]