Perdón de Asís 2018: “Destruye los muros que dividen y separan”

De una entrevista de Riccardo Benotti | agensir.it

“Hoy más que nunca, la fiesta del Perdón nos invita a comprometernos con la vida de todos los que sufren en el mundo.  Los políticos actuales son impulsados por la búsqueda de un consentimiento y de un populismo que amenaza con seguir conduciendo a este mundo hacia el egoísmo y a encerrarse  en sí mismo. Por otra parte y de manera muy distinta, el Señor nos urge a que volvamos a la fuente de nuestra fe”.  Fr. Michael A. Perry,  Ministro general de la Orden de los Hermanos Menores, acaba de concluir las celebraciones del Perdón de Asís con las siguientes palabras: “La política de la clausura es provocada por  ‘miedos’ que no se fundan en hechos reales, sino en interpretaciones a menudo erróneas que corren el riesgo de crear histerias colectivas. Esta histeria – explica – es un fenómeno que induce a las personas a tratar al extranjero o diferente no ya como personas humanas, sino como animales o salvajes”.

¿Cómo puede seguir siendo actual una tradición que tiene más de 800 años?

Primero, porque el carisma franciscana se fundamenta en valores evangélicos, como la sencillez, la humildad, la verdad, la honestidad de vida y pensamiento, el compartir, el perdón. El Evangelio es para siempre porque es Palabra viva que ilumina a los seres humanos. Además, san Francisco abrazó principios válidos para todo tiempo:  el respeto por los demás y por la creación, la fraternidad, la hospitalidad, la cultura del otro, la cordialidad, la ternura, el ver a los demás como hijos e hijas de Dios, como imágenes de Dios.

El texto completo (en italiano) se puede leer en:  agensir.it