Reunión de los Delegados de JPIC de la UFME

Del 30 de noviembre al 2 de diciembre, los responsables de JPIC de las cinco conferencias de Europa se reunieron en Katowice (Polonia) junto con los responsables de la Oficina de JPIC de la Curia general y el Comité de Animación de JPIC. Estuvieron presentes: Fr. Francesco Zecca (COMPI), Fr. Fausto Yudego (CONFRES), Fr. Tran Ngoc Tiem (COTAF), Fr. Maciej Olszewski Nor-Eslava) y Fr. Tadej Strehovec (Sur- Eslava). Junto con el Fr. Rufino y Fr. Jaime de la JPIC Oficina de la Curia general. Estuvieron hospedados en el gran Convento de los hermanos franciscanos y, aunque la temperatura exterior era muy rígida, en el convento pudieron disfrutar de una hospitalidad excepcional y muy cálida, gracias al guardián Fr. Sergiusz Baldyga.

Durante los dos días de la reunión se presentaron los trabajos de cada conferencia, se tuvo la posibilidad de confrontar y organizar la próxima reunión continental de los delegados de JPIC de Europa. Desde aquí quisieron comenzar nuevamente confrontándose con el tema: “Vivir el humanismo franciscano en el contexto actual de Europa. Ve y repara mi casa”, un momento importante para comenzar proyectos concretos para el continente europeo que atraviesa una crisis en diferentes niveles.

La reunión tuvo lugar en Katowice porque el 3 de diciembre se inauguró la COP24 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), que atrajo a la ciudad polaca a 30.000 personas de todo el mundo, tanto delegaciones gubernamentales como de la sociedad civil. Una oportunidad única para dar pasos importantes y decisivos que pueden salvaguardar a las generaciones futuras. Se ha enfatizado repetidamente que no hay más tiempo, ¡las decisiones no pueden posponerse!

En particular, la Oficina de la Curia general de JPIC organizó una reunión para el 3 de diciembre, a la que asistieron 9 conferencistas de diversas partes del mundo, con la presencia del fraile conventual y de los capuchinos responsables de JPIC a nivel general. La discusión fue muy importante y se destacó la contribución que las diversas religiones pueden aportar a la crisis climática que está generando nuevos migrantes y afecta a las áreas más vulnerables del mundo.