Ser administradores de la creación

Fr. Roger López explica que el custodiar la creación de Dios requiere el uso inteligente de nuestro señorío sobre toda la creación como lo hace Dios, para que todos se beneficien de ella.

Ahora, tenemos que cuidar nuestra sociedad. ¿Cómo podemos reducir nuestro impacto en el medio ambiente?

Esta es una parte importante de nuestra mayordomía, que Dios nos da [esta responsabilidad] como un regalo. Lo vemos desde el principio en Génesis. Dios dice, te doy dominio sobre los peces y las aves y todas las criaturas. Y la palabra “dominio” debemos entenderla de manera correcta.

Muchas veces, tal vez en el pasado, hemos visto el dominio como: Podemos hacer lo que queramos. Pero no es así como trabaja Dios. Dios tiene dominio sobre todo el universo y no llega a nuestras vidas abrumándonos o usándolas para hacer daño. Su dominio es el cuidado, es la delicadeza, él piensa constantemente en los demás. ¿Podemos reorientar nuestra propia imagen de dominación para que sea como la de Dios?

Esta es la manera en que debemos custodiar la creación: mirar cada perspectiva, cada acción y ver cómo va a afectar lo que Dios nos ha dado en el mundo. Entonces, desde el reciclaje, el transporte, el uso compartido del automóvil, – hacerse estas preguntas importantes nos ayuda, movidos por Dios, a cuidar este mundo maravilloso que nos ha dado como custodios apropiados de Dios.