Capítulo de las Esteras de la Familia Franciscana de Chile

Picarquin, Chile, 12-14.11.2015

Los hermanos franciscanos en Chile, luego de haberse reunido en su Capítulo Electivo el año 2014, decidieron (como acuerdo capitular) realizar un “Capítulo de las Esteras”, en recuerdo de aquel primer Capítulo que realizo Nuestro Seráfico Padre san Francisco junto a los hermanos, que se conoce en la historia de la Orden, como el Capítulo de las esteras.

En este espíritu san Francisco le dio el nombre de “esteras” a causa de que “habiendo tal cantidad de hermanos en la ciudad de Asís, se vieron forjados a alojarse esparcidos en la campiña que rodea la ciudad, en tiendas de ramaje o paja tejidas (esteras) o bien al aire libre, sin más techo que la bóveda del cielo” (cf. Florecillas 18). Siguiendo la tradición que el mismo san Francisco celebro para animar la vida y continuar con el espíritu de ser menores entre los menores la Familia Franciscana se reunió para celebrar y animar su vida consagrada.

El objetivo de dicho encuentro fue “celebrar y animarnos como hermanos y hermanas en Francisco y Clara de Asís, nuestro seguimiento a Jesucristo, agradeciendo el don de la vocación para proyectarnos juntos al servicio de la vida” y bajo el lema: ‛Donde están los consagrados, esta la alegría… rema mar adentro’. Por lo mismo, la novedad del encuentro fue que por primera vez en la historia de la Familia Franciscana en Chile se dieron cita en Picarquín (sexta región), más de 350 consagrados, consagradas, jóvenes del movimiento JUFRA y de la Orden Franciscana Seglar, para celebrar el don de la vocación y seguir soñando con la presencia del Reino que se construye cada día.

Durante los días del 12 al 14 de noviembre los hermanos y hermanas de las diferentes Órdenes, Congregaciones y Fraternidades laicales se reunieron para reflexionar sobre los desafíos de la vida franciscana en el mundo de hoy. Para ello, se conto con la presencia de Fr. Miguel Ángel López, OFMConv. y del Hno. Joaquín Blanco, menesiano. Ellos desde su mirada de la vida religiosa siguieron motivando a la vida consagrada franciscana a echar las redes desde la profundidad de nuestra vida, desde la misericordia, la fraternidad y la minoridad, como aspectos esenciales a la vocación franciscana.

Junto con ello, se dio espacio para compartir, disfrutar y orar en comunión a todos los carismas entregados a la Iglesia a través de la figura de todos los fundadores de los 25 Institutos presentes en nuestro encuentro.

En este proceso de seguir tirando las redes, como Familia Franciscana renovamos nuestra consagración religiosa en manos de Mons. Celistino Aós, OFMCap. obispo de Copiapó y de Mons. Jorge Concha, OFM, obispo auxiliar de Santiago y la Hna. Paulina Etcheverry, fmic., presidenta de la Familia Franciscana.

Luego de estos días de encuentro y de reflexión la Familia Franciscana en Chile, proyecto su trabajo misionero en servicio de Dios, de la Iglesia y de todos los hombre y mujeres de buena voluntad.