Tierra Santa:  Fraternidad, convivencia y aceptación – 800 años del encuentro entre San Francisco y el sultán

El Terra Santa College es la primera escuela fundada en Belén y, sin duda, una de las primeras escuelas de la región.  Funciona desde el siglo XVI gracias a la Orden de los Frailes Menores franciscanos, que comenzaron su actividad educativa en la ciudad de Belén con dos objetivos: enseñar a los niños los principios del cristianismo y fomentar las lenguas extranjeras, inglés e italiano en concreto, para ofrecer a los jóvenes la posibilidad de una vida diferente.  En la actualidad, la escuela cuenta con unos 1180 alumnos, de los que el 62% son estudiantes cristianos y poco más del 38%, musulmanes.  Estas cifras reflejan la composición social de la ciudad de Belén y son un ejemplo de la misión llevada a cabo por los franciscanos, que garantizan la formación sin ningún tipo de discriminación.

“Somos uno, somos hermanos y hermanas”, declaró la profesora Linda Deklallah, que enseña inglés y religión musulmana, “y este proyecto nos ayuda a recordarlo  El Terra Santa College de Belén representa diariamente el encuentro entre San Francisco y el sultán: nosotros no nos sentimos diferentes”. El proyecto, iniciado en enero de 2019, tiene varios objetivos: aumentar la conciencia sobre la importancia de la paz, la convivencia y la aceptación de los demás; mejorar la idea de la formación interactiva expresada en los talleres que desarrollan los alumnos, tanto entre ellos como con los profesorees; la publicación de una declaración de fraternidad, convivencia y aceptación que se compartirá también fuera de la escuela para servir de ejemplo a la sociedad.  “Creo que este tipo de proyectos contribuye a mantener a nuestra comunidadunida” comentó Nader Madbough, uno de los alumnos implicados, “especialmente en este momento de dificultades y condiciones políticas y económicas particulares. Tenemos muchos motivos para emigrar pero si somos conscientes de quiénes somos podremos seguir viviendo en paz como siemprehemos hecho”.

Las diferentes fases del trabajo llevaron al momento en que se entregó la Declaración de Fraternidad,  el miércoles 30 de enero, en presencia del Custodio de Tierra Santa, fray Francesco Patton, el patriarca emérito monseñor MichealSabbah, el arzobispo de SebastiaAtallahHanna y el muftí de Belén Abdelmagid Ata. Además, se encontraban representantes de las autoridades palestinas: el ministro de turismo Rula Maaya, el ministro de asuntos religiosos islámicos YousefDias, la representante de asuntos cristianos HannaIssa y el alcalde de Belén Tony Salman.

FrayMarwanDi’des, director del Terra Santa College y promotor de la iniciativa, explicaba que el proyecto se basa en la síntesis de las distintas narraciones sobre la reunión entre San Francisco y el sultán Al-Malek Al-Kamil que se encuentran en las Fuentes Franciscanas.  Los participantes en el proyecto también vieron la película “El sultán y el santo”, producida por UPF – UnityProductionFondation– “fue un auténtico desafío – señaló fray Marwan – porque los estudiantes no están acostumbrados a ver documentales, pero era importante verlo para meterse más a fondo en el tema”. Durante la iniciativa también hubo algunos momentos provocadores, como la visión de la película libanesa “Hala Lawain” (Ahora adónde vamos), que habla del fanatismo religioso que conduce a la muerte. El 24 de enero estuvo dedicado a los talleres en los que los jóvenes produjeron un documento que declara la necesidad de la coexistencia.  “Nuestro objetivo era que los jóvenes entendieran que el fanatismo religioso solo lleva a la muerte” explicó fray Marwan. “Para conseguir la paz es necesario ser personas que buscan la paz, para ser personas que buscan la paz hace falta ser personas sabias. El conocimiento es lo que lleva a la paz, no solo el amor fraterno”.

San Francisco y el sultán: partiendo del ejemplo de estas dos figuras, capaces de dialogar en un momento de guerra, los chicos escribieron una declaración compuesta por diez artículos para poder continuar construyendo una sociedad unida y fraternal.

Este convenio fue escrito con motivo del VIII centenario del encuentro entre San Francisco y el sultán Ayyubid Al-Malek Al-Kamel en 1219.

Creemos que:
1.    Todos los seres humanos somos iguales ante Dios.
2.    La educación es el elemento fundamental sobre el que construir la paz.
3.    El conocimiento del otro es la base para superar nuestras diferencias y para la fraternidad.
4.    El conocimiento y la conciencia de lo que nos rodea, a pesar de las dificultades, nos da la capacidad para sobrevivir.
5.    La verdadera experiencia de fe en Dios es el camino hacia la paz.
6.    Las religiones monoteístas son un mensaje celestial para construir la paz.
7.    La construcción de verdaderas relaciones humanas es el principio fundamental para la convivencia.
8.    Es en la mente abierta y la aceptación del otro donde prevalece el respeto mutuo y desaparecenlos temores.
9.    Las iniciativas basadas en el conocimiento son fundamentales para la estabilidad de la paz.
10.    Las acciones que producen resultados concretos en la vida de las personas deben ser reforzadas.

 

Texto: Giovanni Malaspina | custodia.org
Foto: Nadim Asfour / CTS