Una «revolución» por Laudato si’

La tercera edición de Serata Laudato si’ tuvo lugar junto con la séptima edición de las Misiones de la Juventud Franciscana, promovida por la Provincia Franciscana de la Inmaculada Concepción de Brasil, en la ciudad de Xaxim, lo que llevó a 800 jóvenes a reflexionar sobre el cuidado de la Casa Común durante cinco días (del 29 de enero al 2 de febrero de 2020).

Este año, además de los jóvenes de la Provincia, estuvieron presentes un grupo de frailes argentinos y de Rio Grande do Sul, liderados por frailes de la provincia de San Francisco de Asís. Hubo cinco días de grandes emociones en este evento evangelizador, cultural, formativo y de celebración. Numerosos talleres abordaron temas relacionados con el servicio de Justicia, Paz e Integridad de la Creación (JPIC), marcando estas Misiones por cuestiones de ecología, justicia, migración, respeto por la naturaleza, buen vivir y simplicidad, valores que son tan característicos del carisma franciscano, urgente y necesario para nuestro tiempo.

Los momentos de oración recordaron y denunciaron la negligencia del hombre con la madre tierra. En la oración de la tarde, el primer día, tres jóvenes se tumbaron en el barro en una piscina improvisada para recordar las tragedias producidas por la mega minería en “Mariana” y “Brumadinho”. Con gestos, mostraban personas desesperadas en busca de rescate. «Esta tragedia, que ha victimizado a tantas familias es sinónimo de asesinato; es sinónimo de avaricia, que ha generado tantas muertes; es sinónimo de cuerpos que no han sido encontrados para ser sepultados por sus familias»,denunció Fr. Diego Melo, Animador Vocacional y JPIC.

La formación en los primeros días fue intenso. Fr. Jaime Campos, director de la Oficina General JPIC, mostró cómo este servicio está estructurado en la Orden y en todas las Conferencias en el mundo y cómo funciona este servicio para construir un mundo donde todos puedan vivir en familia, en amor. Fr. Jaime también habló de la «Revolución Laudato si’, una iniciativa que involucrará a toda la Orden en todo el mundo.

La antropóloga y laica franciscana, Moema Miranda OFS, quien estuvo en el Sínodo para la Amazonía realizado en Roma, también habló sobre Laudato si’ para nuestros días, así como sus consecuencias prácticas en nuestras vidas. El joven coordinador en Brasil del Movimiento Católico Mundial por el Clima, Igor Bastos, quien también es Jufra (Juventud Franciscana), habló sobre la importancia de que los jóvenes lideren la evangelización.

El viernes y sábado, los 800 jóvenes se dividieron en hogares de familias en 38 comunidades. Pudieron experimentar prácticas dentro del tema elegido para estas Misiones: «Y Dios vio que todo era muy bueno» y «Guardianes de las relaciones con Dios, con los demás y con el hogar común».

Los jóvenes se encontraron nuevamente el domingo en la Misa de Clausura. El Vicario Provincial, Fr. Gustavo Medella, presidió la celebración y, al enviar a los jóvenes a sus hogares, pidió ser presencia del “Jesús del pueblo”. En la secuencia, un joven rapo la cabeza de otro, para indicar el mal que generan los pesticidas.  Una cruz de madera al lado de la iglesia fue incendiada y, según Fr. Gustavo, para nosotros «También es nuestra solicitud de perdón. Cristo nuevamente fue crucificado por nuestras acciones que destruyen y atacan nuestra casa común.”

Agradecimientos, emociones y mucha gratitud, especialmente a las personas que recibieron a los misioneros con gran afecto. Según Fr. Diego, un árbol es conocido por sus frutos. «El árbol franciscano está llenando este mundo de fruta».