Revitalización y reestructuración de los Franciscanos en los Estados Unidos: Seguir adelante – Juntos

Techny, Illinois, del 22 al 25 de agosto de 2016. Durante la reunión de las siete Provincias de los Estados Unidos en Techny Towers, los hermanos confirmaron el proceso de revitalización y reestructuración de la vida franciscana en los Estados Unidos. La abrumadora mayoría de los participantes confirmaron su deseo de seguir hacia adelante juntos hacia la creación de una nueva realidad que renueve nuestra vida franciscana en los Estados Unidos.

Un tema importante en la discusión fue el deseo de todas las Provincias y de todos los miembros de permanecer unidos y de participar en el diálogo sobre la unidad fraterna. Un elemento clave fue la decisión de otorgar cada voto provincial a un nuevo modelo de estructura provincial a partir de 2017-2018. A medida que la conversación se desarrolló durante la semana, se constató que hay muchas más ventajas y beneficios si adquieren y se proporciona mayor información y si se forjan relaciones más fuertes en la medida que avanzamos hacia la formación de una nueva configuración.

Los Ministros provinciales tomaron una decisión respecto a los futuros modelos estructurales con el fin de hacer progresar significativamente la discusión. Analizando los datos recogidos durante el último año a través de reuniones regionales en las Provincias, de las reuniones interprovinciales y de una encuesta en línea, se verificó el consenso de que se dio poco apoyo a los modelos que promovían tres o cuatro futuras Provincias. La discusión siguió adelante y se centró en la creación de una nueva estructura con la posibilidad de una o dos Provincias, aunque los detalles están por verse y formarán parte del diálogo que está en proceso.

Los Ministros provincial emitieron la siguiente declaración:

“Como hemos ya afirmado desde el inicio del viaje que estamos realizando juntos, este es un proceso de hermanos. Puesto que nuestro propósito es realizar un proyecto pleno y completo, nos hemos visto en la necesidad de reconocer que necesitamos un año más para gestionarlo. Este tiempo adicional nos permitirá clarificar nuestra visión de una vida franciscana renovada en nuestro país, asimismo, a los frailes les dará la oportunidad de conocerse mejor unos a otros y de hacer experiencia de fraternidad común mientras estaremos en camino hacia una identificación de la nueva configuración. Además, este nuevo margen de tiempo nos dará la oportunidad de recoger adecuadamente datos legales, financieros y demográficos necesarios. Reconocemos que para algunas Provincias este nuevo lapso de tiempo fue difícil de aceptar, pero, creemos firmemente que este nuevo calendario actualizado nos da a todos y a cada uno de nosotros el tiempo y la oportunidad para hacer ulteriores reflexiones y discusiones a fin de llevar a los hermanos de los Estados Unidos en un mismo binario, de tal manera que podamos seguir adelante juntos, como lo hemos hecho hasta ahora. Nuestra unidad como fraternidad debe ser un valor primario que todos valoramos y queremos”.