Venerable Antonietta Giugliano, Fondadora de las Hermans Pequeñas Esclavas de Cristo Rey

El 21 de diciembre de 2018, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia a Su Eminencia el Reverendísimo Cardenal Giovanni Angelo Becciu, Prefecto de la Congregación de las Causas de los Santos, y autorizó a la misma Congregación a promulgar el Decreto sobre las virtudes heroicas de la Sierva de Dios Antonietta Giugliano, Fundadora de las Hermanas Pequeñas Esclavas de Cristo Rey, nacida en Nueva York (Estados Unidos) en 1909 e fallecida en Portici (Nápoles, Italia) en 1960.

La Venerable Antonietta Giugliano, formada en la espiritualidad franciscana bajo la orientación del Venerable Sosio Del Prete, sacerdote OFM, en 1935 inició en Afragola (Nápoles) el Instituto Pequeñas Esclavas de Cristo Rey. La nueva fundación pretendía ofrecer una respuesta cristiana a diversas emergencias sociales en la región, en particular la asistencia de personas mayores abandonadas y la educación de los hijos de la gente humilde. La Madre Antonietta, inspirada por el padre Sosio, puso generosamente a disposición del proyecto caritativo sus bienes familiares y, sobre todo, sus virtudes cristianas y humanas. Perfeccionada en humildad y fortaleza a través del sufrimiento moral y físico, murió en Portici (Nápoles) acompañada de una vasta fama de santidad. La causa de su beatificación comenzó en el año 2006.