VIII centenario del encuentro de Francisco de Asís con Al-Malik Al-Kǟmil:  Congresos en  Murcia-Granada, Venecia, Roma, Jerusalén, Estambul

El acontecimiento acaecido en Damieta en el año 2019 ha inspirado una tradición de diálogo cuyo valor para el mundo actual se vuelve cada vez más significativo.

La Pontificia Universidad Antonianum se siente responsable de la fecundidad de una memoria, que considera colma de efectos benéficos para la crisis no sólo política sino también ambiental que oprime nuestra época. Por ello, se compromete a promover una reflexión, que tendrá como sedes lugares importantes y significativos para la presencia franciscana de ayer y hoy, así como para una geopolítica de la paz y convivencia pacífica entre los pueblos.

  • En Murcia-Granada, del 4 al 7 de marzo de 2019 se reflexionará sobre el lenguaje, la cultura, el método de encuentro entre las religiones según la perspectiva de Raimundo Lulio.
  • En Venecia será conducida por el Instituto Ecuménico S. Bernardino y se llevará a cabo el 14 de marzo de 2019, en ella se desarrollará la profundización de la reciprocidad interreligiosa y ecuménica en torno a los nuevos horizontes.
  • En Roma se realizará el 9 de abril de 2019, dentro de las tres facultades de la Pontificia Universidad Antonianum, se tratará el tema de la hospitalidad de Al-Malik registrada en la tradición cristiana.
  • En Jerusalén tendrá lugar el 15 de mayo de2019, y pondrá el acento en el evento mismo del encuentro entre Francisco y Al-Malik y sus desarrollos historiográficos.
  • En Estambul, el 19 de octubre de2019, se considerará la actualidad y el futuro de la relación islam-cristianismo.

La acción que llevó a cabo Francisco de Asís al atravesar las líneas del ejército cruzado, comprometido en el sitio de Damieta, para ir a la reunión con Al-Malik, se ha convertido en un emblema de la superación de las barreras entre los pueblos, las culturas y las religiones. Ante la deshumanización de la Primera Guerra Mundial, cuyo espectro aparece cada vez más  amenazadoramente en el mundo presente, aparece la figura de Francisco, que en un acto de interpretación creativa, se le atribuye la “oración simple”, que fue retomada en la reunión de oración por la paz en 1986, en Asís, y en estos días nuevamente ha sido propuesta por el Papa Francisco en Myanmar.

Evento e interpretación se juntan, se armonizan, desencadenando una reciprocidad que merece ser evaluada, sin preclusiones positivistas, ni derivas anacrónicas. La reflexión ecuménica demuestra ser pionera en captar en Francisco el ideal de una reforma humana, social, política, ética y estética, que cruza las fronteras confesionales.

Posteriormente, Francisco también se convertirá en el modelo de una religión abierta, capaz de incluir incluso a aquellos que no se reconocen dentro de parámetros religiosos.