Visita sorpresa del Papa Francisco a los frailes del Convento de Tierra Santa en Roma

“Tu Eres mi hermano, por eso te llevaré a casa – me dijo el Papa Francisco mientras estábamos con jóvenes en Atenas». Lo dice fray Eduardo Masseo Gutiérrez, fraile menor mexicano de la Custodia de Tierra Santa, quien fue el intérprete del Papa Francisco durante su Visita Apostólica de cinco días a Chipre y Grecia.

Al finalizar el Viaje Apostólico, después de la llegada a Roma y en el mismo automóvil, el Pontífice acompañó al Hermano Eduardo desde el aeropuerto de Ciampino hasta el Convento de la Custodia de Tierra Santa en Vía Boiardo, Roma. Al encontrarse con la fraternidad, el Papa Francisco saludó a todos y agradeció el servicio de su intérprete.

Fray Eduardo compartió su preocupación cuando se le pidió que fuera intérprete del griego al español y viceversa. Fue el Santo Padre quien le transmitió familiaridad y confianza al decir, como primeras palabras: “¡A dondequiera que vaya, encuentro a los franciscanos!”  “El Papa es una persona con un gran sentido de paternidad y simplicidad. Es un verdadero hermano”, dijo Fray Eduardo, atestiguando el humanismo del Pontífice, que lleva el nombre de San Francisco.