Vivir la Semana Santa con la Fraternidad Internacional para el Diálogo en Estambul

La Semana Santa es el tiempo especial del año. Es el momento en que loso hermanos, junto con el pueblo a quien sirven ellos, se empeñan en vivir el gozo del Evangelio. Esto es particularmente cierto para los hermanos de la Fraternidad Internacional para el Diálogo.

La Fraternidad Internacional para el Diálogo fue establecida por el entonces Ministro general Fr. José Rodríguez Carballo, como expresión del compromiso de la Orden por el Diálogo ecuménico e interreligioso (CCGG art. 93-95). Su casa de fundación es la parroquia Santa María Draperis en Estambul, Turquía, donde los hermanos sirven también a la parroquia de San Luis en el territorio del Consulado francés. Hace tres años los hermanos de la Fraternidad Internacional para el Diálogo abrieron una segunda casa a Esmirna, donde atienden las parroquias del Espíritu Santo y de Santa María.

Dado que sólo el 0.5% de la población es católica, su principal trabajo pastoral tiene que ver con el diálogo – desde los diálogos de vida y de trabajo hasta los intercambios espirituales y teológicos. Puesto que el Islam es la religión predominante en Turquía (98% de la población), de modo que los musulmanes son los más numerosos participantes del diálogo –desde los Sunitas y Alauitas a los maestros Sufíes y a los curiosos que lo buscan – los hermanos también tienen excelentes relaciones con las Iglesias Ortodoxas como también con las comunidades protestantes.

Esta diversidad ha marcado todos los aspectos de la Semana Santa, desde el ministerio ecuménico en la prisión del Lunes Santo hasta la Vigilia pascual vivida en común por las comunidades parroquiales de lengua italiana, inglesa, francesa y española. Entre tanto se han prestado servicios penitenciales, bendiciones de los jefes de iglesias y visitas de los alcaldes musulmanes de las ciudades. Estando las parroquias católicas tan unidas, muchas liturgias se han celebrado en común para acrecentar aquel vivido sentimiento de unidad que está en el centro del Misterio Pascual.

En Turquía se percibe de modo inmediato la universalidad de la Iglesia, donde loso cristianos diariamente son llamados a dar testimonio común del Evangelio, especialmente frente a los tremendos retos que se le enfrentan. Dado que Turquía es el lugar histórico del cruce de caminos de la cristiandad, desde los viajes de San Pablo hasta la actual migración de los refugiados del Medio Oriente y del África, ¿será esto sorprendente? Es precisamente la universalidad la que permite a los hermanos vivir el gozo de la Semana Santa durante todo el año.

El mejor modo de conocer la Fraternidad es visitar a los hermanos. Sus puertas están abiertas siempre, especialmente en octubre para su Curso anual sobre el Diálogo. También se puede visitar su sitio (www.istambulofm.org) y mirar su documental Together on the Way, disponible en You Tube.

La Fraternidad Internacional para el Diálogo está directamente bajo la obediencia del Ministro general Fr. Michael A. Perry, OFM. Acoge a hermanos de todo el mundo que deseen ponerse al servicio en ella, sea por un tiempo determinado, o permanentemente. Los hermanos interesados deben ponerse en contacto con el Guardián, Fr. Eleuthère Makuta; para ulteriores informaciones (makutba@yahoo.fr).