XXIV Asamblea de las Conferencias Latinoamericanas

Del 25 al 29 de abril se han reunido en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, los Ministros, Custodios de América Latina para celebrar la XXIV Asamblea Plenaria de la UCLAF (Unión de Conferencias Latinoamericanas Franciscanas).

Se dieron cita en el Centro Franciscano de la Provincia Misionera de San Antonio en Santa Cruz de la Sierra 20 ministros, 4 custodios, 2 vicarios provinciales y el presidente de la fundación de Haití. Participaron también en el encuentro el Ministro general Fr. Michael Perry, los Definidores generales Fr. Valmir Ramos y Fr. Ignacio Ceja, así como el Secretario general para las Misiones y la Evangelización Fr. Luis Gallardo.

Los trabajos de la Asamblea dieron inicio cuando el presidente de la UCLAF Fr. Juan Medina dio la bienvenida a todos los presentes y les llamó a dejarse guiar por el Espíritu Santo y a tomar decisiones no sólo desde el escritorio o desde las ideas, sino desde el Evangelio y desde la realidad latinoamericana.

En el segundo día de la Asamblea, después de escuchar los informes sobre la situación de las Conferencias, el Ministro general dirigió un mensaje a los presentes, en el cual manifestó su alegría y la de los hermanos venidos de la curia general de participar en este encuentro fraterno. Les recordó que encuentros como éste son una bella oportunidad para unir esfuerzos que permitan buscar formas concretas de profundizar la identidad franciscana, fortalecer el sentido de pertenencia a la fraternidad universal y ampliar los horizontes de las propias fronteras. Les dijo: «El Definitorio General y yo estamos absolutamente convencidos que es urgente cambiar la concepción tradicional de Provincia o Custodia llegando a ser más permeables, de modo que nazcan nuevas posibilidades para una colaboración inter- entidades como consecuencia natural de la vivencia de la Regla y Vida de los Hermanos Menores.»

Les invitó además a estar atentos a los cambios acelerados que se dan en el mundo, en la Iglesia y en la Orden, y a encontrar o crear nuevos horizontes de sentido y ofrecer nuevas alternativas que nos permitan reconocer, celebrar y compartir la presencia y la obra de Dios con todos aquellos que nos rodean. «Después de todo, ‘somos misión para el mundo’, como el Papa Francisco ha señalado en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium.»

Señaló también una serie de desafíos que la Orden está enfrentando y que deben ser tratados seriamente y con mucho discernimiento. En este contexto pidió a los ministros y custodios de la UCLAF responder a la necesidad urgente de encontrar, preparar y enviar al menos cuatro hermanos a Cuba para apoyar las actividades pastorales existentes y crear nuevas vías para la evangelización en el contexto de la isla caribeña.

Habló también de la situación difícil por la que atraviesan los Vicariatos de la región confiados a la Orden. Insistió en la necesidad de ir más allá de las prácticas actuales que enfatizan el trabajo pastoral y social en detrimento de la identidad franciscana y de hacer un estudio, diálogo y planeación muy serios que lleven, tal vez, a una estrategia central, un plan común franciscano que permita apoyar mejor a los vicariatos.

Trató también temas como la falta de fe, esperanza y amor en nuestras fraternidades, la inculturación, la pobreza y simplicidad de vida, y los nuevos desafío que enfrenta la Orden en Europa. Desde las enseñanzas del Papa Francisco, desarrolló una bella reflexión sobre «Ver el mundo desde la periferia: una nueva hermenéutica para la vida franciscana en el mundo de hoy.»

Los trabajos de la Asamblea de la UCLAF, que este año cumple 48 años de existencia, continuarán hasta el viernes 29 cuando los participantes han de tomar importantes decisiones en torno a los mandatos del Capítulo General 2015, al Proyecto Amazonía y al Master en Evangelización.