Constituciones Generales

 

de los Frailes Menores

 

Las Constituciones generales ofrecen las normas fundamentales para ordenar conforme a la Regla la vida de todos los hermanos en todas partes. Esfuércense todos los hermanos por cumplir con sumo cuidado las leyes contenidas en estas Constituciones generales.

Sin su fiel observancia, difícilmente podrá lograrse la comunión fraterna y la perfección evangélicas según el estilo propio de la Orden. La interpretación declarativa de las Constituciones generales compete al Capítulo general; la interpretación auténtica se reserva a la Santa Sede.

“Los hermanos estén obligados a obedecer a fray Francisco y a sus sucesores.”

 

(RB 1,3)