Contactos
NEWS

Comisión Internacional para la Protección

Entrevista con Fr. Aidan McGrath

07 Marzo 2024

Del 24 de febrero al 2 de marzo, la Comisión Internacional para la Protección de Menores y Adultos Vulnerables se reunió en Asís para debatir lo que se ha hecho hasta ahora en la Orden y lanzar nuevos retos para el futuro.
Entrevistamos a Fr. Aidan McGrath, que lleva años trabajando en el tema.

¿Cuáles son los pasos más importantes que ha dado la Comisión de Protección desde su creación hasta el día de hoy?
Desde su creación, la Comisión se ha ocupado de varias cuestiones. En primer lugar, ha querido conocer la realidad de cada Entidad en el mundo y el enfoque de cada una sobre el tema: en algunos lugares se toma en serio, mientras que en otros no parece considerarse una prioridad. En segundo lugar, trabajamos para identificar los elementos esenciales que deben incluirse en las políticas y procedimientos de las Entidades. Por último, redactamos una Carta de Orden sobre el abuso de poder.

¿Cuáles crees que son las prioridades y los retos para el futuro?
Para el futuro inmediato, es necesario garantizar que la Protección se integre en todos los ámbitos de la vida de la Orden, es decir, la formación inicial, la formación permanente, la preparación para el ministerio, la evangelización, la vida fraterna.
También es necesario poner de relieve los riesgos a los que se enfrentan los hermanos en su vida cotidiana y en su ministerio: hacerles más conscientes de su propia vulnerabilidad en determinadas situaciones, y hacerles más conscientes de la vulnerabilidad de las personas con las que entran en contacto: no sólo los niños, sino también los adultos en situaciones o circunstancias que los hacen especialmente frágiles, por ejemplo, los ancianos, los enfermos y las personas que reciben cuidados.

¿Qué nos dice Francisco hoy sobre el tema de la Protección?
En Asís nos tomamos tiempo para reflexionar también sobre nuestra identidad como Comisión que trabaja en nombre de los Hermanos Menores. Una y otra vez volvimos al nombre de nuestra fraternidad: San Francisco quiso que nos llamáramos “Hermanos Menores”; ese título indica toda una actitud de minoridad, una actitud de solidaridad con los vulnerables, con los últimos de la sociedad. En nuestras visitas a los distintos santuarios relacionados con Francisco, reflexionamos sobre su comportamiento y sus actitudes antes de su conversión y sobre cómo esto pudo influir después en su forma de ver la vida y de comportarse con los demás. 
En el último Capítulo General, todo el discurso sobre la Protección se desarrolló en el contexto de que somos “hermanos de todos”: si somos hermanos de todos los demás, las conductas o actitudes abusivas de cualquier tipo resultan ser totalmente ajenas a nosotros.
Creo que San Francisco nos diría que seamos pobres y humildes, admitiendo nuestros defectos y debilidades, e intentando crear espacios y entornos seguros en los que los más débiles entre los débiles y los más vulnerables puedan compartir la alegría del Evangelio.

También te puede interesar: