Contactos
NEWS

Experiencia misionera y pastoral en Cuba

Relato de Fr. Francisco Gearóid O’ Conaire, OFM

12 Abril 2024

Durante el 2018 llegamos a Cuba cuatro friales misioneros; este año cumpliremos seis años de vida y ministerio en el municipio de Playa, La Habana.
Actualmente somos seis hermanos profesos solemnes: un cubano, un mexicano, un estadounidense, dos italianos recién llegados y un irlandés. Además, hay un hermano cubano profeso temporal estudiando la teología, dos postulantes y dos aspirantes en nuestro programa de vocaciones. Si todo va bien, el año que viene llegarán otros dos hermanos misioneros.

Inserción en Cuba
En los dos primeros años dedicamos la mayor parte de nuestro tiempo a conocer la realidad cubana, tanto local como nacional, desde el punto de vista eclesial, así como los aspectos políticos, económicos y culturales. Visitamos ocho de las once diócesis durante el primer año y nos resultó muy útil la semana de inculturación organizada por la Conferencia de Religiosos y Religiosas.
La hospitalidad que nos ofrecieron Obispos, sacerdotes, religiosos y laicos fue edificante. Nos impresionó el profundo afecto expresado por tantos hacia nuestros hermanos franciscanos que sirvieron a la Iglesia en distintos lugares durante años particularmente difíciles.
Los frailes misioneros venimos de diferentes provincias de la Orden, siguiendo la llamada de la Curia general para asegurar una presencia continua de la OFM en Cuba. Asumimos la responsabilidad de la única parroquia que quedaba en manos de la Orden, con dos conventos.

El COVID y el bloqueo
Durante el COVID, hicimos todo lo posible por proporcionar actividades humanas y religiosas básicas, como mantener abiertas las iglesias y proporcionar servicios sacramentales básicos, hasta visitar a los enfermos, tomando todas las precauciones necesarias. Estoy seguro de que se sembraron algunas semillas, como mantener nuestra iglesia abierta por la tarde, con voluntarios, para rezar con el Santísimo Sacramento expuesto. Decidimos reparar y restaurar nuestra iglesia, abandonada durante décadas. Estamos considerando la posibilidad de promover misiones populares, junto con otros miembros de la Familia Franciscana, en lugares con escaso apoyo pastoral.

Formación bíblica y teológica del pueblo
A raíz de un acuerdo tomado en nuestro Consejo Pastoral a principios del año pasado, decidimos proporcionar apoyo bíblico y teológico al pueblo organizando varios cursos en 2023: uno sobre el Evangelio de Mateo, luego un curso sobre liturgia; seguimos reflexionando sobre los Hechos de los Apóstoles y el Evangelio de San Juan, así como un curso sobre los Sacramentos. Pudimos organizar un retiro de cuatro días para 19 mujeres, especialmente las más implicadas en las iniciativas parroquiales. Este año iniciamos un curso sobre Cristología e Introducción a la Biblia, al que seguirá otro sobre el Evangelio de San Marcos.

Llegar a los niños, los jóvenes y sus familias
Nuestros vecinos pertenecen al Movimiento de los Focolares. Son misioneros laicos. Hace 20 años decidieron ocuparse de nuestro convento, en un momento en que la presencia de los frailes disminuía. El año pasado organizaron una serie de talleres para niños y adolescentes: danza, manualidades, fabricación y uso de marionetas, pintura, actuación y canto, pintura y fotografía. Los talleres se centran en aspectos técnicos y humanos, además de incluir contenidos éticos. El permiso para promover estos cursos requiere la aprobación del gobierno, que prohíbe cobrar tasas o incluir contenidos religiosos.
Este año, gracias a un fraile cubano y a nuestros dos frailes italianos, hemos creado un grupo dedicado al fútbol: todos los deportes, con buenos profesores, son ideales para apoyar a las familias a enseñar a los niños la visión de trabajar juntos por el bien común.

Asistencia social: ropa, medicinas y alimentos
Como parroquia, tenemos una oficina de Cáritas. Históricamente, distribuye ropa de segunda mano, donada por familias de la parroquia. Más recientemente, hemos organizado la distribución de medicamentos, donados también por bienhechores locales y extranjeros. Así mismo intentamos suministrar algunos alimentos básicos a las familias más necesitadas. Nuestro Equipo de Pastoral Social visita a menudo a personas y familias para evaluar su situación. Intentamos coordinarnos con los Trabajadores Sociales del Estado cuando descubrimos personas con necesidades graves. 

Proyecto para ancianos
Más recientemente, hemos creado un espacio confortable para que las personas mayores pasen tiempo juntas. Esperamos ofrecer una serie de servicios, como juegos, charlas, conversaciones y ejercicios, así como refrescos. 
También estamos haciendo todo lo posible por llegar a los jóvenes y reconocemos la necesidad de buscar formas más creativas de satisfacer sus necesidades.

Creemos que la providencia de Dios está abriendo puertas y creando oportunidades para que sirvamos. Vemos y experimentamos los resultados concretos del impulso del Espíritu, en Su deseo de sanar y hacer que nuestro pueblo vuelva a estar completo. ¡Hay muchas razones para mantener la esperanza!

Fr. Francisco Gearóid O’ Conaire, OFM

En las fotos: 
Fraternidad OFM en Cuba
La visita del Ministro provincial de la Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe (EE.UU.), a la cual depende la Misión
Participantes en el curso bíblico
La parroquia
Fr. Francisco Gearóid O’ Conaire

También te puede interesar: