Contactos
NEWS

Inauguración oficial del Perdón de Asís

Porciúncula: María nos acompaña a descubrir de nuevo la ternura y la misericordia del Padre.

02 Agosto 2023

El martes 1 de agosto, en Santa Maria degli Angeli, Asís (Italia), Fr. Massimo Fusarelli, Ministro General OFM, presidió la Santa Misa con la que se abrió oficialmente el Perdón de Asís. Acogió y saludó al Ministro, a los concelebrantes, a las monjas clarisas y a los peregrinos Fr. Massimo Travascio, OFM, Custodio del Convento de la Porciúncula.

El Ministro general inició su homilía hablando de las puertas, puertas cerradas que "no se abren, son pesadas, están cerradas con cerrojos visibles e invisibles" y añadió la de la Porciúncula, para la que "basta el toque de la mano para que se abra de par en par". Parece demasiado fácil, no es real".

Para abrir la puerta de la pequeña iglesia hay tres secretos, explicó Fr. Massimo. El primero es ponerse en camino: "Sólo si nos ponemos en camino algo empieza a cambiar en nosotros, porque en el camino vemos las cosas de otra manera, cambia el horizonte, la perspectiva, empezamos a cambiar nosotros mismos". Para los cristianos, dijo el Ministro, este camino tiene un nombre, se llama conversión, "un cambio que nos llega porque no lo provocamos solos". 

El segundo secreto, continuó Fr. Massimo, es llamar a la puerta "con fuerza y con dulzura". Confiemos. Hay alguien que quiere abrirse a nosotros, que ya se ha abierto, pero pide el gesto de nuestra disponibilidad y apertura".

El tercer y último secreto que el Ministro presentó a los peregrinos es el de cruzar el umbral de la puerta abierta y entrar en un nuevo hogar: "Buscar el umbral es otro símbolo poderoso. Significa que puedo confiar, que alguien me espera allí, que puedo sentirme acogido". Y afirmó que la Porciúncula es "un signo del seno de María que nos acompaña para descubrir de nuevo la ternura y la misericordia del Padre. Podemos entrar en esta casa y sentirnos, por fin, en casa". 

Fr. Massimo concluyó su homilía deseando "un Feliz Perdón de Asís a todos, especialmente a aquellos que quizás tienen miedo de ver esta puerta abierta y no creen que les sea posible".

Al final de la Celebración, siguió la Procesión de la "Apertura del Perdón", con el rezo del Credo y las intenciones del Santo Padre. Antes de la bendición final, el Ministro saludó a S.B. Mons. Pierbattista Pizzaballa, Patriarca latino de Jerusalén, presente en la celebración, e invitó a los peregrinos a rezar un Ave María por los cristianos que viven en Tierra Santa: Israel, Palestina y Jordania.

Con la "Apertura del Perdón", llamada así porque a partir de ese momento, es decir, desde las 12 del mediodía del 1 de agosto hasta la medianoche del día 2, se concede la Indulgencia Plenaria en la Porciúncula y se extiende a todas las iglesias parroquiales y a todas las iglesias franciscanas del mundo.

Foto: Fr. Baptist D'Souza, OFM, e OFM Assisi

También te puede interesar: