Contactos
NEWS

Ministro General: Que el Señor nos dé la gracia de mostrar su Evangelio con nuestras vidas

Concluye el encuentro con los nuevos Visitadores 2022

18 Noviembre 2022

Roma, 18 de noviembre: El encuentro entre el Ministro general, Fr. Massimo Fusarelli, su Definitorio general y los Visitadores generales concluyó hoy en la Curia general OFM, Roma.

Durante la celebración eucarística, acto conclusivo de esta importante cita, el Ministro general, recordando las figuras de los Santos Pedro y Pablo en el día de la Dedicación de las basílicas que llevan su nombre, quiso detenerse en el concepto del testimonio. «El servicio a los hermanos que se nos pide como ministros y siervos es ante todo un testimonio, dijo durante su homilía, y el testimonio es posible, nos lo dice el Apocalipsis, porque hemos aceptado y hecho nuestro, incluso devorado, el pequeño libro de la palabra de Dios». 

Fr. Massimo continuó citando a San Pablo, que en la carta a los Hebreos dice “es viva la Palabra de Dios y eficaz, y más cortante que espada alguna de dos filos. Penetra hasta las fronteras entre el alma y el espíritu” (Heb 4,12). Para el Ministro general, «el testimonio nace de esta lucha, de este dejarse realmente traspasar por la verdad que sólo Dios es capaz de hacer en nuestras vidas[...] Sólo así podremos, si Dios quiere y lo permite, llegar al corazón y a la vida de nuestros hermanos, especialmente de los que llamamos más difíciles».

Dirigiéndose directamente a los Visitadores, que visitarán las Provincias y Custodias de la Orden en los próximos meses, el Ministro general ha recordado cómo San Francisco “devoró” verdaderamente el Evangelio y, por tanto, se convirtió en su heraldo, porque “no fue un hombre que oró, sino un hombre que se hizo oración” (2Cel, 95). «En nuestro servicio como ministros y servidores, concluyó Fr Massimo, el Señor nos dé la gracia de mostrar su Evangelio con nuestra vida, con nuestros gestos, con nuestra mirada, con la disponibilidad y la apertura de la misericordia, y de promover todo lo que nos parezca positivo, aunque sea muy poco».

Estos cinco días de encuentro y fraternidad fueron muy apreciados por los Visitadores que participaron. A todos ellos les resultó muy útil la experiencia, especialmente a aquellos que, como Fr. Pedro Roberto Balingit Manansala, de la Provincia de San Pedro Bautista (Filipinas), quien fue nombrado Visitador por primera vez e irá a la Custodia de San Juan Bautista, en Pakistán: “Será importante llevar a los hermanos de Pakistán, devastados por las recientes inundaciones, la atención, el ánimo y la escucha de la fraternidad universal”, dijo al final de la misa. 

Ánimo, fuerza y esperanza son los “regalos” que hay que llevar a los hermanos de México, son las intenciones de Fr. Edgardo Manuel Pérez Tejeira, de la Provincia de Nuestra Señora de Guadalupe en Centroamérica y Panamá, quien destacó que Francisco es un regalo para la Iglesia, una herramienta “para encontrar un compromiso en este mundo”.

El encuentro entre el Ministro general, su Definitorio y los Visitadores fue también un modo de experimentar la fraternidad en sentido universal. Visitar una Provincia antes del Capítulo es un servicio muy delicado e importante según Fr. Mario Wilson Ramos Novoa, de la Provincia de Santa Fe en Colombia, que va a visitar a los hermanos en Perú, y este encuentro le dio las herramientas más adecuadas para que los hermanos se presenten ante todo como hermanos. “El Ministro general y el Definitorio nos han dado las pautas para dirigir el Capítulo a nivel jurídico, práctico y sobre todo espiritual”, comentó Fr. Agustinus Nggame, que visitará la Provincia de San Francisco, Heraldo de la Paz, en Papúa - Indonesia. 

La Visita Canónica está regulada por el Código de Derecho Canónico, las Constituciones y Estatutos Generales OFM, los Estatutos para la Visita Canónica y la Presidencia del Capítulo Provincial, y otros documentos de la Iglesia. Corresponde al Ministro general realizar la visita canónica, personalmente o a través de delegados (cf. EpVc 1). Durante la visita canónica, el Visitador “representa al ministro y actúa en su nombre” (EpVc 8 §1). 

Descargar la homilía de Fr. Massimo Fusarelli: Español - Italiano  - English

Melania Bruno

También te puede interesar: