El Arzobispo S. E. Mons. Pierbattista Pizzaballa OFM ha sido nombrado Patriarca Latino de Jerusalén

El Santo Padre ha nombrado Patriarca de Jerusalén de los Latinos a Su Excelencia Reverendísima Mons. Pierbattista Pizzaballa, OFM, hasta ahora administrador apostólico, sede vacante de la misma circunscripción, transfiriéndolo de la sede titular de Verbe.

Su Beatitud Pierbattista Pizzaballa nació el 21 de abril de 1965 en Cologno al Serio, diócesis y provincia de Bérgamo. Entró en el Seminario Menor de la Provincia Franciscana de Cristo Rey, en Bolonia, en septiembre de 1976, el 5 de septiembre de 1984 comenzó su noviciado en el convento de La Verna. Hizo la profesión temporal en La Verna el 7 de septiembre de 1985 y la profesión perpetua en Bolonia el 14 de octubre de 1989. Después de su primer ciclo de estudios filosófico-teológicos, obtuvo su licenciatura en Teología en el Pontificio Ateneo Antonianum de Roma. El 27 de enero de 1990 fue ordenado diácono y el 15 de septiembre de 1990 presbítero en la catedral de Bolonia por S.E. el Cardenal Giacomo Biffi.

Llegó a la Custodia de Tierra Santa el 7 de octubre de 1990 y completó sus estudios de especialización en el Studium Biblicum Franciscanum de Jerusalén en 1993. Más tarde fue profesor de hebreo bíblico en la Facultad Franciscana de Ciencias Bíblicas y Arqueológicas de Jerusalén.

Comenzó su servicio en la Custodia de Tierra Santa el 2 de julio de 1999. El 9 de mayo de 2001 fue nombrado Guardián del Convento de los Santos Simeón y Ana en Jerusalén. Comprometido con el cuidado pastoral de los fieles católicos de expresión hebrea, fue nombrado Vicario Patriarcal en 2005 hasta 2008.

El Definitorio general de la Orden de Hermanos Menores lo eligió Custodio de Tierra Santa y Guardián del Monte Sión en mayo de 2004, cargo que desempeñó hasta abril de 2016.

El 24 de junio de 2016, el Santo Padre Francisco lo nombró arzobispo titular de Verbe y administrador apostólico, sede vacante de la diócesis patriarcal de Jerusalén de los Latinos. El 10 de septiembre fue consagrado obispo en la catedral de Bérgamo por el cardenal Leonardo Sandri.

Es miembro de la Congregación para las Iglesias Orientales.